Saltar al contenido

Tus opciones: ¿Qué puedes hacer para mejorar?

Metodo GROWEn los post anteriores te he enseñado el método que se utiliza en Coaching, el método GROW.

G (Goal)Los 7 pasos para definir objetivos, en los que te ayudaba a profundizar en aquello que quieres conseguir.

R (Reality)Cómo conocerte a ti mismo para sacar el máximo rendimiento a tus fortalezas y conocer cuál es tu situación actual respecto de la situación deseada en la que quieres llegar a estar.

O (Options) – Hoy me toca hablarte de qué opciones podrías hacer, qué opciones tienes para conseguir tus sueños y hacerlos realidad.

W (Will) – El próximo día te hablaré de cómo establecer un plan de acción exitoso para ponerte en marcha.

El paso OPTIONS/ OPCIONES no consiste en crear respuestas correctas o incorrectas para tu situación, sino de generar cuantas más opciones posibles mejor.

Tantas como se puedan imaginar.

Y más.

Crea tus opciones

Es un proceso creativo, un brainstorming en toda regla, surgido a raíz de los pasos anteriores del proceso de Coaching. El método GROW está estructurado de una manera lógica: primero se establece la meta, después se analiza la situación actual, después se sugieren alternativas de solución y finalmente se eligen las mejores opciones a realizar.

La idea es juntar todo lo que estableciste como meta en la elaboración de tu objetivo y lo que has sacado de la exploración de la realidad en la que te encuentras, tus creencias limitantes, tus recursos, hasta incluso aspectos que guían tu vida y que puedes cambiar. En definitiva, de todo eso de lo que ahora eres consciente, seguro que te salen mil y una opciones posibles para solucionar la situación y llegar a tu meta deseada.

No te preocupes si el proceso es lento

Ten una visión de futuro, pues no todas las opciones van a ser definitivas. Me refiero a que en muchas ocasiones tu objetivo marcado no se soluciona con una sola opción. En muchos casos la consecución de tus objetivos requiere un paso a paso más elaborado, ahondar en situaciones conflictivas y afianzar nuevas conductas y convertirlas en hábitos.

Algunas de las opciones que sugieras serán el primer paso dentro de un camino más largo. No te preocupes, es normal. Cambiar aspectos de ti que están profundamente arraigados no es tarea de un solo día, es un proceso que requiere la desautomatización de patrones, la toma de conciencia de qué cosas cambiarías y practicarlas mucho hasta convertirlas en un hábito. Pero se puede cambiar.

Pero es que…

En esta etapa salen muchos “es ques”. Cuando pido a mis coachees que me digan todo lo que se les ocurra que podrían hacer para solucionar su problema, ni ellos mismos se creen lo que están proponiendo. No hacen más que poner excusas, razones que argumentan que eso es imposible, que no se puede hacer.

¿Qué hago yo en ese caso?

Si detecto que las razones para no hacer TAL opción son causadas por creencias limitantes, las confronto. No dejo que me digan “yo es que eso no puedo hacerlo”. Entonces les pregunto:

“¿Y por qué no?”

Las preguntas poderosas del Coach en este paso son determinantes. Aquí es donde saltan las creencias limitantes, todos los miedos y otras emociones que paralizan al coachee. El problema es que nos cuesta salir de nuestra Zona de Confort.

Sin embargo no nos damos cuenta que nuestro objetivo está más allá de la zona de confort y más allá de nuestros miedos. ¡Todo lo que quieres conseguir está allí!

Preguntas que te ayudarán a elaborar tus opciones

Aquí te dejo unas cuantas preguntas que te servirán para poner en orden todos los pasos anteriores del proceso de Coaching y elaborar tus opciones. Recuerda, cuantas más mejor, ya en el siguiente paso podremos especificar juntos cuáles llevarás a cabo.

  • ¿Cuál sería para ti el primer paso que tendrías que dar para conseguir tu objetivo?
  • ¿De qué otras formas podrías solucionar tu problema?
  • Mira la situación desde otras perspectivas… ¿Qué se podría hacer para conseguir tu objetivo?
  • ¿Qué más se te ocurre que podría ayudarte?

Ventajas y desventajas

Tras estas preguntas y las opciones que tú hayas generado por tu cuenta, tendrás una buena lista de posibles alternativas a realizar para conseguir tu objetivo. Ahora es el momento de sopesar detenidamente qué ventajas y desventajas tiene cada una de ellas.

Detente todo el tiempo que sea necesario en cada una de las opciones que has escrito. Si te parece útil, podrías incluso evaluar los beneficios y los costes de cada alternativa y ponerle una nota del 1 al 10. Recuerda, el orden en el que has escrito cada una de ellas no refleja su importancia.

No es una jerarquía, es una lista de cosas que podrías hacer.

Al final tendrías que tener una lista muy extensa de conductas y acciones que podrías hacer para conseguir tu objetivo, ya sean cosas fáciles, difíciles, que requieran ayuda de otras personas, que requieran ayuda profesional, etc.

El próximo día las pondremos en orden para que te ayuden a luchar por conseguir tu objetivo.

Descubre cómo vivir la vida sin negatividad

con mi segundo libro

chevron-circle-down