Creencias Limitantes con Eva Sandoval

Las creencias es algo de lo que hablamos mucho en desarrollo personal. Pero ¿Qué son las creencias? ¿Qué son por otro lado las creencias limitantes y las creencias potenciadoras? Y sobretodo, ¿qué impacto tienen en nuestro día a día?

Para responder a todas estas preguntas, te traigo a una invitada de lujo, Eva Sandoval tiene una visión muy clara acerca de las creencias y de cómo éstas pueden condicionar nuestro modo de vida e incluso nuestros sueños. ¿Éxito y fracaso? Es sólo cuestión de creencias, es decir, de lo que tú piensas al respecto.

Si te has quedado con ganas de saber más, te dejo con la entrevista que no tiene ni un segundo de más. ¡Oro puro!

Contenido de la entrevista

0.25: Presentación.

Qué son las creencias

1:20: ¿Qué son para ti las creencias?

La creencia es cualquier cosa que nosotros creamos que vienen de la misma raíz. Por ejemplo, cuando pienses en algo, la manera en la que piensas en ese algo es la creencia que tienes al respecto. Es la forma en la que pensamos que funciona el mundo.

Conocemos las creencias religiosas, pero creencias pueden ser cualquier cosa: por ejemplo “nunca cambiaré” o “la gente va a lo suyo”. Las creencias son la base sobre la que nosotros vamos creando nuestro mundo.

¿Cuál es el origen de las creencias?

Lo que más me ayudó es darme cuenta que cuando digo “Yo creo….” siempre hay una creencia detrás. En cuanto te das cuenta de eso, podrás darte más permiso.

Debemos fluir siempre, con las creencias pasa igual Clic para tuitear

Las creencias vienen de cuando somos pequeños. Te voy a hacer una pregunta:

Si yo he nacido en China, ¿qué idioma hablo? Chino

Y si he nacido en España, ¿qué idioma hablo? Español

Y entonces, si yo he nacido en China ¿en qué creeré como religión? Quizá en el budismo. Y si he nacido en España, ¿en qué religión creo? Cristianismo católico.

Mis creencias, mi idioma, mi idiosincrasia viene del país donde he nacido, de personas que me rodean, de mi familia… No elegimos qué idioma vamos a aprender (eso lo hacemos luego, pero el nativo será donde has nacido), pero de primeras es lo que me han dado.

7.00: ¿Yo realmente creo en eso? Demos luz a nuestros pensamientos. Yo puedo creer realmente en lo que quiero creer.

Yo puedo cambiar mis creencias y mis pensamientos y así cambiar mi vida Clic para tuitear

Creencias limitantes y creencias potenciadoras

8:08; Todos podemos cambiar nuestras creencias. Cualquiera puede hacerlo.

Si durante una temporada necesitamos ayuda o necesitamos que alguien nos acompañe, podemos ayudarnos de profesionales o de libros de desarrollo personal, pero en cuanto lo aprendamos, podemos seguir adelante con nuestra transformaciones.

Las creencias están basadas en la educación:

A. Einstein:

“Si tú juzgas a un elefante por la capacidad de subir un árbol, estará traumatizado toda su vida”

Quizá estamos frustrados porque nos están midiendo con un baremo que no es el nuestro. Todos tenemos un ritmo y un camino. Nos han castigado tanto de pequeños que pesamos que no podemos conseguirlo.

10:30: Nos acabamos calando de lo que nos rodea y acaba formando parte de nuestro sistema de creencias: que no nos sintamos capaces, que todos pueden cambiar pero yo no,…

Nos sentimos incapaces, nos han marcado como que “tú jamás cambiarás”.

¿Se puede cambiar el sistema de creencias de cosas que llevamos arrastrando durante mucho tiempo?

Por supuesto. Esto es lo que nos han dado desde fuera, pero nuestra esencia, lo que tenemos dentro, eso siempre está ahí: tendemos a la generosidad, a la empatía, al crecimiento, al amor…

De pequeños nos hemos puesto de pie, técnicamente eso es una proeza. Es una proeza agarrar una taza. Ponerse de pie y caminar es una proeza es mucho más difícil que querer hacer algo posterior (reinventarnos, emprender, irnos de viaje, dejar a nuestra pareja…).

¿Qué pasa? Que al ponernos de pie seguíamos una fuerza interior, confiábamos en nosotros mismos,… Tal y como hicimos eso y mil cosas más (enfoque automático de nuestros ojos), eso sigue estando y lo hemos logrado, independientemente de lo que nos dicen.

El ser humano se transforma siempre. Tú también puedes Clic para tuitear

Empezamos a dejarnos llevar por esa fuerza interior que tenemos todos.

16.00: ¿Te acuerdas de atarte los zapatos? ¿Cuánto te costó aprenderlo? ¡Para entonces fue una auténtico desafío! Y todo lo hemos logrado.

Por lo tanto, ahora lo que te parece un desafío imposible, es porque lo tienes delante, pero antes has conseguido muchísimas cosas.

Mi creencia es que todas las personas quieren estar mejor Clic para tuitear

18.50: Y si todos queremos eso… ¿ qué es lo que nos hace fracasar en esa felicidad?

Que se te pongan los semáforos en rojo es buenísimo, es una señal gigante que te dice “por ahí no vas bien”. Si tu trabajo no funciona, tienes información sobre que tú sí estás funcionando. Sigamos las señales.

¿Por qué a mí? Viene de un papel de víctima muy aprendido. Clic para tuitear

En cuanto yo me responsabilice, me saltaré el patrón de víctima y me pondré en marcha para cambiar cosas en mi vida.

Todos podemos cambiar, pero a nuestro ritmo. No podemos imponer el cambio a nadie

22.10: Todo cambia, la vida es distinta a cada instante… Hay que adaptarse.

Tenemos que respetar que hay personas que no quieren cambiar o no pueden cambiar.  Cada persona tiene su proceso.

24.00: ¿Cómo puede hacer la gente que nos está viendo para ser más felices y para vivir plenamente?

La primera es “darnos cuenta” que estamos creando nuestra realidad en torno a nuestras creencias.

La segunda es que veamos esas señales de estar incómodo y de saber que hay algo que puedo cambiar.

La tercera, respetar ese ritmo, respetar que quiero cambiar algo pero con el proceso que conlleve, las cosas no llegan “ya”.

Sobre todo, estar atento y cambiar mi actitud. Si veo el semáforo en rojo y me enfado, no me estoy dando cuenta de lo que pasa. Si sonrío a esa conexión con el mundo de “ey, tienes que estar atento a esto”, entonces sí puedo hacer algo.

27.50: Quiero hablar de tu libro “Y tú qué crees”

Lo que yo digo viene a raíz de un cambio de vida que está escrito en el prólogo del libro. Sentía esa falta de plenitud. En esa circunstancia, tomé una decisión que fue dejarlo todo y empezaron a pasarme cosas.

Creo que las respuestas están en nuestro interior. Clic para tuitear

Ese espacio interior es necesario para saber en lo que creemos y lo que tenemos que cambiar.

Sócrates ya lo dijo:

Conócete a ti mismo.

El título de mi libro es una pregunta para invitarte a profundizar en ti mismo. ¿Qué creo sobre el mundo? ¿Qué creo sobre las personas?

No vivas lo que a alguien le ha  valido, lo que le ha funcionado a otras personas… Empieza a darte cuenta de cuál es tu camino y qué es lo bueno para ti y lo válido para ti.

No hace falta irte al Tibet, pueden servirte los semáforos en rojo Clic para tuitear

Lo de fuera forma parte nuestra y puede ayudarnos a cambiar también. Lo importante es mantener ese momento en el que miro para dentro y pienso “esto tiene que ver conmigo”. Nos puede servir muchísimo la información desde fuera, y en sitios como Be Fullness podrás encontrar muchos temas que puedes ver si sintonizan contigo o no, y despertar en consecuencia.

33.50: Hay algo más allá de las palabras.

Energéticamente, hay mucho más tras las palabras. Es la aventura de ser nosotros mismos, hablar de corazón a corazón, hay conexiones más allá de las creencias, quitándonos las corazas y las capas…

35.40: Gracias Eva por tu conocimiento y por tu experiencia.

Os dejamos plantada la semilla, ya queda en vosotros decidir qué hacer después.

Más sobre Eva Sandoval

Aquí tienes su página web evasandoval.es y también puedes seguirla en Facebook

Su libro: ¿Y tú qué crees? Puedes comprarlo en Amazon por aquí.

18 Comentarios

  1. Es tan sencillo y complicado al mismo tiempo. En realidad tenemos un potencial tremendo para reinventarnos y crecer como personas, como seres plenos. Creo, sin embargo, que atravesamos un momento colectivo muy fastidiado y que ese potencial se ve mermado por a cultura del miedo y la individualidad. Por suerte, parece que esta germinando una inquietud, cada vez más global que tiende a conectarnos con nuestra auténtica esencia. Creo que todos conocemos personas que vibran en una frecuencia muy positiva, optimista o llamala como quieras. Y ves a esas personas fluir, alcanzar metas, casi por casualidad (aunque sepamos que es causalidad).
    Las creencias limitantes nos vienen impuestas por los sistema educativos imperantes, los medios de comunicación. Pero, gracias a espacios como este, a cada vez más colectivos y asociaciones conscientes y responsables, existe un mayor número de personas empeñadas en alcanzar un equilibrio personal. Por otro lado, única vía para cambiar el sistema social a la deriva que existe a nivel global.

  2. Buenos días, Eva y Ana. Primero que nada, felicitaciones por la claridad y simplicidad para exponer tus puntos.
    Es muy cierto todo. Tendemos a pensar que nuestras decisiones son completamente libres y racionales, cuando en realidad están condicionadas siempre por emociones que vienen de un sótano lleno de de motivos que no solemos ver que están ahí. Y tratamos de cambiar nuestros resultados. Y para ello cambiamos lo que hacemos. Pero rara vez advertimos aquello que nos empuja a decidir con supuesta racionalidad.
    De nuevo, felicitaciones. Ahora a trabajar!

  3. Hola Ana . gracias por tu siempre gran aporte. Muy linda y enriquecedora la entrevista con Eva S. Quisiera leer el libro , Y tu que crees , pero en Costa Rica no lo consigo .¡? Jose Cordero Jara

  4. Hola Ana y Eva. Gracias por la entrevista. Muy inspiradora y amena. Ha dejado en mi la semilla de la reflexion. Cuantos semaforos he ignorado dios y cuantas creencias ancladas … a seguir trabajando… under construction… con actitud positiva =D.

  5. hola Ana gracias ati y a eva por hacerme sentir emocionado y entender que tenemos creencias potenciales y limitantes y que si logramos minimizar las limitantes y aumentar las potenciales todos podemos transformarnos . y uno se motiva hacer algo para mejorar me gusta leer y aprender de estos temas un saludo y un abrazo muy cariñoso alas dos desde colombia sigifredo

  6. Querido Jose David, a mi me ayudó pensar esto: ¿Qué más da lo que “te mueve a”? puedes pensar, si me gusta lo que hago lo sigo haciendo y si no lo cambio. Si pones la energía en el cambio, el cambio se da.
    Un abrazo y gracias por compartir.

  7. Sí claro, lo defiendes por tus valore, porque para ti es importante la amistad o el honor, etc.

    Gracias por contar tu historia y por tu comentario. ¡Un abrazo!

  8. Hola Ana yEva mucho gusto saludarte,mira el articulo de Eva me hizo reflexionar un poco, te cuento que yo vivo conforme a mis valores no inporta que yo viva china o españa. te pongo un ejemplo si uno de mis amigo habla mal de otro amigo por abc motivo, yo como tal tengo el beneplacito de corregirlo por prejuicioso.por lo tanto ¿que me mueve a reaccionarde esa forma? pienso que por mis valores soy lo que soy y cada de decision que tomo lo hago conforme a ello desde chile un abrazo jose david

  9. Juana, siempre que te leo me motiva tu historia. Has vivido mucho y de todas clases, pero no te has venido abajo. Me alegra que siempre hayas tenido ese espíritu de crecimiento y de desarrollo y que sigas teniéndolo. ¡Ya quisieran muchos ser como tú siendo más jóvenes!

    Un abrazo inmenso, como siempre, y con mucho cariño.

  10. Sentí la energía desde Uruguay… sinceramente hubo magia en esta charla.

    Eva has tocado puntos con lo que reflexionó habitualmente. sobretodo el que somos el que somos seres paradigmáticos y que tuvimos muy poca o ninguna elección sobre nuestras creencias pasadas, pero en este momento podemos cambiar nuestras creencias y dejar de ser víctima de las circunstancias para pasar a ser responsables de nuestra vida de una vez por todas.

    Gracias a ambas por alegrarme la tarde y hacerme ver que voy por buen camino.

    Ahora me pregunto, yo que creo??

    Me llevo para mí esta pregunta para reflexionar esta noche sobre cuál es mi verdadera esencia.

    Saludos de un “eterno aprendiz”

  11. Hola Ana, acabo de ver la entrevista con Eva Sandoval y estoy encantada, me abeis encantado las dos, lo que ha echo es reafirmar lo que yo pienso. Creo que quién soy se lo debo en mayoría a mis Padres, pero más a mi Padre! Mi madre era muy buena persona, pero muy negativa, estaba preocupada por todo, como vivían en el campo y tenían animales si se moría uno, parecía que se avía muerto una persona, se pasaba todo el día llorando y así en todo. Yo la quiero muchísimo y no soy quien para juzgar a nadie ella tendría sus motivos para ser así. Por contrario mi padre era optimista siempre estaba contento y adelantado para su tiempo. Yo desde pequeña me di cuenta sin que nadie me digera nada, que mi Padre era más feliz que mi madre y que se llevaba mejor con los vecinos y lo querían más. De hay que yo emitirá más a mi Padre y con todo lo que he tenido que pasar como ya sabéis por qué lo publique, me ha servido muchísimo. Yo pienso que mis pensamientos hacen mi vida. Por que si creo en algo, lo puedo crear! En el 2001 me quedé sin trabajo, por un accidente de trabajo me lesione un hombro, me tuvieron que operar y como tarde mucho en recuperarme por que los tendones y la articulación​ del hombro es delicada. Pues me echaron de la empresa. Me quedé sin trabajo en casa y viviendo sola, pues empecé a deprimirme. Sabéis lo que hice? Me compré un ordenador que no tenía idea de como funcionaba y a los pocos días me hice socia de una empresa de cosméticos Suecos que se venden a través de catálogos, no se si la conocéis, se llama Oriflame. En 2 años fui el número uno de ventas de toda España y vivo en un pueblo de 190 habitantes. Yo pensé que si otra persona puede hacerlo por que yo no? Por eso siempre digo que querer es poder! Me he identificado con Eva Sandoval cuando ha dicho lo de que lo dejo todo. En el 2006 yo también lo dejé todo. Después de terminar los tratamientos del cáncer de mama, dejé mi casa y me fui con una persona que conocí por internet. Estuvimos viviendo 2 meses en Málaga, 4 en Guadix de Granada, 8 meses en Jerez de la frontera, 1 año en Arcos de la frontera, 4 meses en Huelva en el límite con Portugal y otros 4 meses en Jaén, en Villa nueva del Arzobispo. Todo eso fue por el trabajo que tenía mi ex pareja, que era Jefe de producción en una empresa de construcción. Todo eso fue muy enrriquecedor y me quite muchas cascaras, muchas creencias y aprendí mucho. Ana Gracias Ti y Gracias a Eva por permitirme aprender de las dos. Nunca es tarde para aprender y cambiar cosas. Yo Tengo 62 años y quiero seguir aprendiendo hasta los últimos días de mi existencia. Un abrazo muy grande a las dos.

Dejar respuesta

Por favor, déjame tu comentario
Por favor, escribe tu nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.