Saltar al contenido

¡Ponte en marcha!

ACTUALIZADO 08/06/2015

Llegamos al último paso del método GROW.  ¡El plan de acción!

Dentro del GROW llegamos a la W, que simboliza el Will en inglés, algo así como el qué/cómo/dónde/quiénes…

Para que me entiendas, es la forma de especificar al detalle qué cosas vas a proponerte hacer para conseguir tus metas, cuándo las vas a hacer, quién está implicado en ese plan de acción, etc.

Tras haber ahondado en tu objetivo, haber analizado tu realidad y haber elaborado una buena lista  de opciones, llegamos al paso de elegir esos pasos que vas a tomar para el éxito de tu plan.

Aquí se trata de volver a mirarlo todo, volver a recordar todo lo que hemos sacado a lo largo del proceso de autodescubrimiento que es el Coaching y elegir qué cosas vas a hacer (o al menos por cuáles vas a empezar).

La clave es decidir cuál es el primer paso, porque siempre hay un primer paso incluso para cuando tienes que emprender un largo camino.

Elige tu combinación ganadora

Llegados a este punto, debes elegir de entre las opciones que sacaste en el paso anterior, cuáles vas a llevar a cabo.

El cambio experimentado en las sesiones de Coaching se realiza a nivel mental, pero para conseguir el cambio en tu vida tienes que llevar a la acción los pasos acordados. Necesitamos experimentar para llegar al éxito, necesitamos la repetición de nuevas acciones para convertirlas en hábito y posteriormente en tu rutina. Así se automatizarán las acciones deseadas y habrás desautomatizado las acciones o hábitos que no te favorecían.

Repito, si no pasas a la acción el cambio será mental pero no estará sustentado por la realidad y la experiencia. Mi consejo es: actúa.

Elabora tu plan de acción

Tras haber elegido las opciones que llevarás a cabo, te toca especificarlas al máximo. ¿Te acuerdas que analizamos juntos cada opción con sus pros y sus contras, sus ventajas y desventajas? Pues ahora quiero que pulamos al máximo cada una de esas opciones elegidas.

Mi sugerencia es que te imagines que tienes a un niño de 4 años delante, de esos que están preguntando todo el rato. Quiero que te imagines que por cada opción, el niño te pregunta todo lo habido y por haber hasta que quede claro.

Quiero que te preguntes:

¿Cuál va a ser mi primer paso?

Especifícalo al detalle.

¿Con quién tengo que hablar para llevar a cabo esta opción?

Escribe las personas que necesitas si es que las necesitas. Y cuándo vas a ponerte en contacto con ellas.

¿Cuándo voy a empezar?

Día exacto, hora exacta… Sé puntilloso.

¿Dónde voy a hacer esta opción?

Si es un sitio físico, di el nombre de ese sitio.

¿Cómo voy a hacerlo?

Especifica cómo vas a llevar a cabo cada opción elegida. No te quedes corto en los detalles.

En definitiva, quiero que te preguntes todo lo posible relativo a cada opción elegida. Ese será tu plan de acción.

Haz un horario

plan de accion

Cuando hayas contestado a todas las preguntas anteriores (y más que se le ocurran a ese imaginario niño preguntón de 4 años), lo más seguro es que tengas especificada cada opción al detalle. Ahora el siguiente paso es establecerte un horario en el que dejes constancia de cuándo vas a hacer cada paso.

Como las sesiones de Coaching son semanales, siempre se empieza con un horario semanal y se prueba durante esos 6 ó 7 días.  Yo me reúno con cada coachee semanalmente y me cuentan el balance de la semana: qué cosas han ido bien, qué experiencias ha tenido, cómo se ha sentido con el cambio… Pero sobre todo llegan diciendo qué cosas no han ido bien, o no han salido como esperaban.

Primero andar, luego correr

Lo que siempre le digo a mis clientes es

 “Roma no se hizo en un día”

Y es que no hay que olvidar que muchas veces queremos cambiar hábitos o costumbres que llevamos arrastrando años, o estamos trabajando con emociones muy intensas… Los cambios requieren su tiempo y requieren su dedicación. No queráis cambiar de golpe, de la noche a la mañana, un millón de cosas. Las sesiones de Coaching son semanales para ir puliendo el camino a seguir, para ir desarrollando juntos la mejor ruta posible hacia tu objetivo. Siempre desde el respeto y la confidencialidad.

Te animo a probar un proceso de Coaching. Mis antiguos clientes están satisfechos y les ha cambiado la vida. ¿Te animas?

Descubre cómo vivir la vida sin negatividad

con mi segundo libro

chevron-circle-down