Muchos de vosotros ya sabéis que estos días he estado desconectada, he estado recargando mis pilas. Aproveché para viajar y reencontrarme con amigos bloggers en una quedada y más tarde para hacer un retiro de 10 días de meditación vipassana. Hacía tiempo que quería hacerlo y este post es para contar mi experiencia, por si puedo ayudarte a decidir si hacerlo o no. 🙂

Conocí la existencia de esos retiros cuando conocí a Diana Speaks y tuvimos una entrevista, ella me dijo que existía una organización que tenía centros por casi todo el mundo y que impartía estos retiros.

Si entras a su página, encontrarás los distintos centros y países donde realizan los retiros. Pero déjame que te cuente un poco qué es esto de la meditación vipassana antes de contarte mi experiencia en el retiro. Así nos ubicamos todos 🙂

NOTA: Voy a hablar de mi experiencia en el centro Dhamma Neru, que es donde yo hice el retiro. Aunque los horarios y el contenido del retiro es el mismo, las comidas y entorno pueden variar dependiendo de los centros.

¿Qué es la meditación vipassana?

La palabra vipassana significa «ver las cosas tal y como son en realidad», dejando fuera los pensamientos distorsionados, las etiquetas, los prejuicios… Simple y llanamente ver el mundo tal y como es.

Es una meditación que tiene milenios y proviene de la India. En concreto, Gautama Buddha la redescubrió (se había olvidado) y tras 2.500 años se ha ido trasmitiendo de generación en generación hasta llegar a nuestros días.

En concreto, se ha extendido en todo el mundo gracias a la labor de S. N. Goenka que, habiendo experimentado él mismo los beneficios de la meditación vipassana, empleó el resto de su vida y de su fortuna en difundir por todo el mundo esta disciplina.

La meditación vipassana, aunque tenga su origen en la India, no está relacionada con ninguna religión, ni con el hinduismo ni con el budismo ni con ninguna otra. Es una técnica que es universal y permite erradicar el sufrimiento del ser humano.

Desde su misma web, ellos dicen, textualmente:

Lo que NO es Vipassana:

No es un rito o un ritual basado en la fe ciega.
No es un entretenimiento intelectual ni filosófico.
No es una cura de descanso, unas vacaciones o un club social.
No es una huída de los problemas y las tribulaciones de la vida diaria.

Lo que SÍ es Vipassana:

Es una técnica para erradicar el sufrimiento.
Es un método de purificación mental que nos capacita para afrontar las tensiones y los problemas de la vida de una forma tranquila y equilibrada.
Es un arte de vivir que se puede utilizar para contribuir positivamente a la sociedad.

Fuente

Cualquiera puede aprender vipassana

Como no es una técnica propia de ninguna religión, puede realizar este retiro cualquier persona, independientemente de su religión o fe. No es una disciplina propia del budismo o de una religión, es una técnica que te ayuda a liberarte del sufrimiento. ¡Es algo universal!

De hecho el Mindfulness tiene su origen en esta disciplina, aunque es ligeramente distinta.

¿En qué se basa la meditación Vipassana?

La práctica de vipassana es Sila, Samadhi y Pañña.

Sila (moralidad) proporciona los cimientos del desarrollo para samadhi (la concentración de la mente). Y la purificación de la mente se consigue con pañña (la sabiduría de la visión cabal).

Cuando entras al retiro, debes seguir estas pautas:

  1. Abstenerse de matar a cualquier criatura (yo no mataba ni arañas ni hormigas).
  2. Abstenerse de robar.
  3. Abstenerse de toda actividad sexual.
  4. Abstenerse de mentir (es fácil mientras el Silencio Noble está activo).
  5. Abstenerse de tomar cualquier tipo de intoxicantes (tabaco, alcohol, drogas…).

Si sigues estas pautas de moralidad, entonces podrás desarrollar el samadhi, el control de la mente. Y sólo desarrollando el correcto tipo de samadhi podrás alcanzar el pañña.

Esto no es necesario que lo conozcas ahora, lo explicarán largo y tendido en las charlas de la tarde durante los días del retiro.

Ahora que sabes un poco acerca de la meditación vipassana, pasaré a contar mi experiencia. ¡Espero que te sirva!

 

NOTA: No tienes que haber meditado antes para ir al retiro, ni saber de meditación vipassana ni de cualquier otra meditación, aunque es verdad que te costará mucho más y te resultará duro.

Mi experiencia en el retiro

Te seré sincera, apenas me había informado sobre meditación vipassana ni había leído testimonios de personas que hubieran estado. Hablé con un par de amigas que habían estado y sus comentarios me sirvieron para lanzarme. Te digo esto para que veas que no hace falta saber meditar o llevar una larga tradición de meditación, simplemente basta con querer hacer el retiro.

El retiro dura 12 días desde que empieza hasta que termina, el primer día es el día 0 y no cuenta, y el último día terminas a las 7 a.m. por lo que tampoco cuenta. Realmente son 10 días de retiro más la entrada y la salida.

El primer día (el día 0) llegas, haces la inscripción y dejas al recaudo de la organización tu teléfono móvil, portátil, y cualquier dispositivo electrónico. Además, debes dejar libros de lectura, libretas y bolígrafos. Aunque parezca muy severo, luego todo tiene su lógica.

Separan hombres de mujeres y no se ven hasta que no termine el retiro, aunque coincidís en la sala central de meditación cuando son las meditaciones grupales.

Sirven una cena ligera y te dan una charla acerca de las normas y un poco la organización que van a seguir. Suena un gong (una campana que tienen en el patio) y es la señal de que hay que ir a la sala de meditación grande (el dhamma hall). Allí te asignan un cojín, un sitio de meditación, que es el que tendrás para todo el curso. Se escucha una grabación de S.N.Goenka por los altavoces (en mi caso fue tanto en español como en inglés) y te da las primeras instrucciones para empezar a meditar.

A partir de ese momento, se levanta el Silencio Noble o el Noble Silencio, que significa que durante los 10 días no podrás hablar ni comunicarte con el resto de meditadores (ni con gestos, ni con notas, ni con miradas). También se pide que se evite el contacto físico.

El primer día del retiro

El primer día es el más duro (al menos para mí). Tu mente no está acostumbrada a estar en silencio y nuestra sociedad actual no ayuda, por lo que tu mente está todo el rato parloteando, yendo al pasado y al futuro.

Este día es clave, muchas personas quieren abandonar el retiro porque les resulta muy duro estar sin hablar, sin comunicarse, piensan «¿Voy a tener que aguantar así 10 días?», etc. Por eso es muy importante que tengas la firme determinación de terminar los 10 días y de quedarte a aprender la técnica completa.

Aunque parezca que los organizadores o los profesores quieren retenerte, lo único que quieren es que no caigas a los miedos típicos de tu mente. Para aprender la meditación vipassana completa necesitas estar los 10 días completos (ahora que he terminado el retiro, entiendo que hicieran tanto hincapié).

Hay personas que abandonan. Mi recomendación es que, si realmente quieres hacer el retiro, no abandones. La recompensa es taaaaaan grande que te arrepentirás de haber tirado la toalla.

Día 1 a 4

Durante 3 días estás aprendiendo meditación Anapana, que es conciencia de la respiración. Esto te sirve para ir acallando poco a poco tu mente e ir afilando tu atención a la respiración.

Día 4 a 10

El día 4 te enseñan la técnica de meditación vipassana y te das cuenta que los 3 días anteriores han sido muy importantes, no has perdido el tiempo. El 4º día para mí fue especialmente agotador (también es que era agosto y pasé mucho calor), pero no me arrepiento de haber continuado.

El horario es muy estricto y debe seguirse al pie de la letra para poder aprovechar el retiro al 100%. Aunque parezca duro y creas que no podrás despertarte a las 4 de la mañana, te acostumbras sin darte cuenta. Yo tenía miedo de quedarme dormida y no escuchar el gong que usan para dar los avisos, y me desperté al instante. Te enteras de todo y duermes las horas suficientes como para no necesitar dormir más en todo el día (aunque puedes hacerlo en las horas de descanso).

Las comidas son excelentes y aunque sólo haya desayuno (a las 6.30), comida (a las 11.00) y una merienda (a las 17.00), no pasas hambre. De hecho en el desayuno y la comida te puedes hinchar sin problema. Toda la comida está basada en una dieta vegetariana y está cocinada con mucho amor. Además, está especialmente diseñada para favorecer la meditación.

Cada día, después de la merienda, acudes a una charla sobre el Dhamma. Las charlas hay que escucharlas en tu idioma materno (hay cassetes con traducciones en todos los idiomas) porque necesitas enterarte muy bien de todo lo que cuentan.

Para mí, las charlas eran lo mejor, pero en todo momento dicen: si no lo crees, no lo hagas. No hagas nada por fe ciega, hazlo porque realmente quieras y conozcas intelectualmente. Es decir, no es algo que tengas que creer a pies juntillas, te invitan a reflexionar y a que desarrolles tu pensamiento crítico.

Reflexiones finales de mi retiro

La meditación vipassana se la recomiendo a todo el mundo. Si haces Mindfulness, es un paso obligatorio, necesitas conocer en qué se basó. Si practicas otro tipo de meditación, ésta te parecerá mucho más completa. Y si no practicas meditación, te servirá para conocerte y profundizar en ti mismo.

También es verdad que es duro y es mejor que estés al 100% convencido que quieres hacerlo, porque hay muchísima gente en listas de espera esperando para entrar. Al ser gratuito, mucha gente quiere acceder (y es bueno que así sea), así que sólo reserva tu plaza si realmente vas a quedarte los 10 días. Si no, estás gastando una plaza que podría haberse ocupado por alguien que realmente quería quedarse el curso completo.

Yo he notado muchos beneficios, tanto directos como indirectos después del retiro.

BENEFICIOS DIRECTOS

– El Sila, la Moralidad, es recomendable para todos. Es algo que me llevo y practicaré desde ahora en adelante.

– El Silencio Noble te hace valorar las palabras. Muchas veces hablamos simplemente por llenar el silencio, pero este silencio noble te hace darte cuenta que muchas veces el silencio es mejor que una charla insulsa.

– La Ecuanimidad es la guinda del pastel, es el beneficio de la meditación vipassana, es el resultado final. Como experta en inteligencia emocional, la ecuanimidad es algo que quería comprobar y tengo que decir que necesitas experimentarlo en tu cuerpo. No basta con entender lo que es la ecuanimidad a nivel intelectual. ¡Pruébalo!

– El retiro te ayuda a tener distancia emocional, a alargar el tiempo entre el estímulo y la respuesta, que muchas veces reaccionamos automáticamente.

– Durante los días de meditación vipassana, aprendes a regular y a reducir el sufrimiento y el dolor. Sí, así como te cuento. Pero no me creas a mí, ve y compruébalo tú mismo.

BENEFICIOS INDIRECTOS

– La alimentación está basada en una dieta vegetariana. Yo hacía tiempo que esta dita me atraía (años) y en enero de este año empecé mi transición hacia el vegetarianismo. No llegué muy lejos y en febrero ya estaba de nuevo comiendo carne. Sin embargo, esos 10 días de comida variada y completa me han hecho darme cuenta que no me hace falta la carne en mi vida (ya de por sí no me gustaba mucho), así que he aprovechado y sigo con una dieta vegetariana. Por ahora no me he quitado el pescado, pero es el siguiente paso. Se puede decir que llevo 20 días sin comer carne y subiendo 🙂

– En la postura de meditación es clave tener la espalda erguida. Durante 10 días en los que se meditan más de 10 horas, he adquirido el hábito de caminar erguida y sentarme con la espalda recta. Un hábito sanísimo.

– Te levantan a las 4 de la mañana y haces dos horas de meditación. El madrugar siempre lo he llevado mal, pero estos días de retiro me han hecho habituarme y ahora ya madrugo sin problemas. Además, he regulado mi ritmo de sueño, que teniendo un blog se me desajustaba bastante.

– Como el retiro de meditación vipassana dura 10 días, y durante esos días no puedes actuar como normalmente haces (leer el periódico mientras desayunas, leer los emails desde el móvil, hablar con tus compañeros mientras comes…), se puede decir que cuando sales tienes carta blanca para reiniciar nuevos hábitos. Si durante 10 días has estado sin realizar esos hábitos es que no eran importantes. Puedes rehacer tu rutina, esta vez añadiendo horas para meditar.

– Ahora tengo menos distracciones, el móvil es totalmente prescindible, la tele ya ni la veo… Después de este retiro me he dado cuenta que no me distraigo tan fácilmente.

Estos son los beneficios que yo he notado, pero hay mucha gente que utiliza estos días para desintoxicarse de malos hábitos como fumar (porque no se puede fumar durante todo el retiro) ni beber alcohol u otras drogas.

Consejos por si vas por primera vez a un retiro de meditación vipassana

No tengas expectativas. Vive el presente y aprovecha cada hora de meditación. Al principio es normal que tu mente divague, pero con el paso de los días podrás tener un control mental acojonante y observarás en tu propio cuerpo los beneficios de la meditación vipassana. ¡Créeme que son muchos!

¡Ah!, y aquí te dejo una lista de cosas que, aunque te digan que las lleves, hago especial hincapié en que son necesarias.

  • Linterna.
  • Reloj (aunque no te lo recomiendo mientras estás meditando, úsalo sólo durante los descansos o por la noche).
  • Spray o crema antimosquitos (sobre todo en verano).
  • Ropa de abrigo y paraguas (nos llovió y por las mañanas hacía frío, incluso en Agosto).
  • Libreta nada más salir del retiro (yo me puse a escribir todas las ideas que se me habían ocurrido).
  • Poca ropa, no necesitas tanto (puedes lavar prendas pequeñas a mano allí).
  • Neceser completo, más vale que sobre que no que falte.

Si quieres saber más o quieres apuntarte, puedes encontrar más información en su web.

Ahora te toca a ti

¿Y tú has hecho un retiro? ¡Cuéntame tu experiencia!

Quizá estés pensando en hacer uno, estés en lista de espera o después de haber leído mi post te han dado ganas de aprender la técnica de la meditación vipassana. ¡Genial!

Si tienes dudas o quieres comentar tu experiencia, me encantará leerla en los comentarios. ¡Os contesto a todos!

32 Comentarios

  1. Hola Montserrat.

    Te comento, para quitarte presión, que yo fui sin tener hábito ninguno de meditación. No tienes que tenerlo, allí lo incorporas. No hay que ir requetepreparado/a. ¡Te va a encantar la experiencia!

  2. Hola! Estoy pensando seriamente en hacer un retiro de meditación vipassana… Porque me iría muy bien en este momento de la vida, me conviene la disciplina y el foco, ya que me disperso mucho. Pero he oido comentarios de todo tipo y no sé si está al alcance de cualquiera, yo ni siquiera llego a meditar cada dia 15 minutos porque me distraigo y hago otras cosas. En tu opinión, hay que estar muy preparado para hacerlo? O solo depende de tu determinación?

  3. Carlos, muchas gracias por contar tu experiencia. Te lo agradezco.

    La verdad es que si tienes problemas físicos, te va a resultar difícil, pero yo no diría imposible. Piensa que los profesores y los asistentes están ahí para ayudarte a sobrellevar el retiro, pero tampoco es para que sea una tortura.

    Un abrazo!!

  4. Ana, Buenos dias. He leído tu generoso y fiel post. Quise hacer un comentario. Soy un practicante rústico y mal disciplinado de Mindfulness desde hace muchos tiempo; a principio de este año encontré la invitación para el retiro de 10 días en Mexico. Solicité mi inscripción y la conseguí para el mes de mayo. Pero gracias a la reiterada invitación que hacen los organizadores, tuve que darme cuenta con honestidad que no me sentía dotado físicamente para terminarlo; el silencio no me preocupaba, vivo solo y estoy acostumbrado; el ayuno un poco, pues soy un constante picador de snacks. Lo que me aterraba eran los grandes espacios de inmovilidad completa.
    Tengo 68 y un problema articular generalizado que ocasiona que si dejo una mano sin movimiento por minutos es suficiente para que se torne dolorosa, generalmente despierto con dolores articulares difusos. ¿Cómo iba a tolerar horas de inacción física? Así que a vuelta de correo y con mucho pesar preferí agradecer y cerrar mi inscripción. Hoy veo tus comentarios y añoro la ilusión de haber tomado el retiro, aunque sigo pensando que hice lo correcto al retirarme. En compensación, el universo me permitió localizar en iVoox las once conferencias del curso de 10 días. Y las he escuchado muchas veces. Quizás estoy actuando como el hombre de alguno de los ejemplos, con la receta en un altar, haciendo flexiones y repitiendo: “una pastilla por la mañana, una por la tarde y otra por la noche…una por la mañana…º. Pero bueno, al menos tengo un poco del Dhamma para seguirlo.
    Gracias por estar ahí. Nos deseo paz y compañía.

  5. Gianbiagio, gracias por compartir tu experiencia compañero!!! 😀

    Espero que más gente se beneficie de esta técnica y les inspiren tus palabras. ¡Un abrazo!

  6. Ciao Bambina.

    Enhorabuena por entregarte con tu experiencia, muy interesante y resumida la explicación sobre Vipassana.

    Terminé el curso a final de julio, casi coincidimos, aunque mi instancia fue en Dhamma Neru de Barcelona.
    A mis 50 años ha sido un descubrimiento totalmente acertado dentro del mundo de la espiritualidad.

    Mi sincero agradecimiento lo entrego a la Psicóloga Yaiza Leal, que me dio la oportunidad de conocer esta antigua técnica que utilizó el Buddha para iluminarse.

    Venía de un proceso de fortalecer mi Mindset, y gracias al retiro he aprendido muchísima cosas, como por ejemplo conocer todas la emociones de mi cuerpo y así poderla gestionar de una forma más inteligente.

    Desconocía la palabra Ecuanimidad, y cuando entendí su significado, quedé encantado con ella, si sabes llevar la ecuanimidad al mundo de la vida real, cambiarás totalmente los pensamientos y la forma de pensar de tu mente.

    Descubrí como erradicar los sankaras del deseo, liberarás la mente de todos estos caprichos que no necesitamos en nuestra vida, y desarrollemos la concentración de una mente sana libre de antojos, libre de aversión, libre de ignorancia. Desarrollemos nuestra capacidad para evitar acciones físicas o vocales no saludables.

    Lo más importante, dejate llevar por la experiencia de Vipassana, sin investigar mucho, es algo muy beneficioso que te entregará un cambio que notarás en ti mismo, y en tu desarrollo personal.

    Conviértete fuerte mentalmente y físicamente, porque la experiencia no es muy fácil de llevar, pero aguanta hasta el final, y verás el cambio, como el gran beneficios que obtendrás.

    Dejate llevar con el Dhamma (la ley de la naturaleza, el camino a la liberación)

    Ha sido un placer compartir este granito de arena contigo Ana, y con toda tu comunidad.

    Besos & Abrazos Gianbiagio

  7. Ana, gracias por contar tu experiencia. Me das una recomendación maravillosa que acostumbro, pero para esta actividad tenía duda y es IR sin expectativas. Gracias. Yo voy para este 25 de septiembre aquí en Venezuela y siento que es el momento perfecto. Gracias por las recomendaciones. Espero contarte mi experiencia al regreso.

  8. Gracias Mayra por contar tu experiencia 🙂

    Sin duda es un retiro muy de introspección, donde cada uno lo vive a su manera y nada es mejor ni peor. Yo conté aquí mi propia experiencia, cómo me sentí y cómo lo viví, pero hay muchísimas formas de vivirlo y hacer el retiro de meditación vipassana. ¡Y todas las versiones son válidas!

    Un abrazo

  9. Hola Ana. Justo este domingo día 29 de julio salí de un retiro Vipassana de 10 días. Salí decepcionada y voy a decir porque. Entré súper ilusionada, hacia años que llevaba esperando ese momento. Desde mi punto de vista falta claridad en las normas porque el silencio noble tiene su función, pero permiten a los meditadores hablar con mánager y profesor/a y ese fue mi error. Contar la experiencia de cada día a la profesora rompió mi silencio y mi experiencia. De verdad si que lo recomiendo mucho porque la técnica en si es maravillosa pero por favor no habléis con nadie a no ser que tengáis alguna duda puntual en las instrucciones de la técnica, que os dirigiereis a la profesora o por algún problema práctico con respecto a la estancia o problemas de comida que os dirigis al mánager. Si no hay nada de eso, seguir las instrucciones de goenka y vivir y disfrutar de la experiencia y punto.

  10. Hola Ana! Gracias por compartir tu experiencia. Yo estoy por hacerla en breve, el 7 de febrero aquí, en Buenos Aires. Saludos!

  11. holaa…yo hice varios retiros vipassana…todos se me hicieron duros,todos.Es una valoracion muy personal que no debe de servir para generalizar ya que al terminar los retiros he escuchado testimonios de todo tipo.
    Es verdad a la vez que todos estos retiros para mi han supuesto un avance humano y cerebral que me ha ayudado para poder convivir con el sufrimiento que nuestras mente añaden a lo que esta pasando momento a momento de una mejor manera . Recomiendo por lo tanto esta senda de los retiro vipassana a l@s lectores y añado que a la vez el retiro creo que debe ir paralelamente unido inequivocamente con la meditacion diaria individual…lo uno sin lo otro …como correr un maraton sin entrenar previamente…un gusto haber encontrado este espacio para compartir…sigamos

  12. Hola Ana,

    Yo llevo ya unos años practicando Vipassana. Para mi conocer y practicar Vipassana es lo mejor que me ha pasado en la vida. Me queda muchísimo que trabajar todavía pero se y siento que estoy en el camino correcto. Yo lo recomiendo al 100%. Ojala mas y mas personas conozcan esta técnica. Te hace ser cada día mejor persona. Y buenas personas hacen una buena sociedad que buena falta hace…
    En unas semanas vuelvo hacer un retiro y voy a poner el 100% de mi por la grandísima oportunidad de poder profundizar mas en Vipassana.
    Lo hago por mi pero también por las personas que están a mi alrededor… porque es mucho mejor trasmitir paz que no agitación 🙂
    Un abrazo
    PD: si es duro… pero merece muchiiiisimo la pena¡¡

  13. Hola Yaiza.

    Me alegra saber que tú también has vivido tu propio retiro y con tus propias experiencias y aprendizaje. ¡Creo que todo el mundo debería de hacerlo al menos una vez en la vida!

    Gracias por tu comentario. ¡Abrazos!

  14. Hola Ana!

    Que bueno saber que a parte de ser una estupenda profesional también te preocupas de hacer un buen crecimiento personal, y en el caso de mindfulness, como bien dices llegar a la guinda del pastel.

    Yo también lo realicé este año (después de postergarlo un par de años…) y es una de las mejores experiencias que he tenido. Estoy totalmente contigo en que no hace falta preparación, tal vez pueden surgir muchas preguntas antes de entrar pero ahí están justo para resolverlas.

    Gracias por compartir tu experiencia.
    Yaiza Leal

  15. Muchas gracias por compartir tu experiencia con nosotros Pipi.

    Creo que la meditación vipassana puede traer muchos beneficios, pero no todo el mundo se anima a probarlo. ¿Recomendarías a la gente que hiciera este retiro al menos una vez en la vida?

    ¡Gracias por tu comentario! Un abrazo

  16. he disfrutado de esta experiencia totalmente. Fue durísimo y catarsico, porque además yo había finalizado una quimioterapia y estaba destrozada interiormente. Vipassana cambio mi vida, poco a poco se están cosiendo los trozos de mi ser, hasta hace poco mi primer y último pensamiento del día era el cáncer…Ahora medito y mi alma está curando..
    Una experiencia que estremeció mi alma.

  17. Hola de nuevo, Ana.
    Me dio error cuando intenté entrar en la web de la organización, pero veo que ahora me funciona correctamente. No sé qué ocurrió. En fin, no dije nada. Gracias Ana!

  18. Hola Ana, muy interesante. Gracias por compartir tu experiencia.
    El enlace que pones para más info, me da error. Me gustaría tener información, ¿como o hago?
    Abrazos.

  19. Gracias por tu comentario Antoni, creo que cuantas más experiencias escribamos mejor impresión global podremos hacer, ¿verdad?

    Un abrazo y que vaya todo genial.

  20. Me ha encantado el post, Ana. Me parece muy honesto, explicando los beneficios pero también las dificultades. Hace ya muchos años hice un retiro parecido al que tú has hecho… y practico cada día -bueno, con alguna excepción- meditación. Es una práctica maravillosa que te ayuda a conocerte a ti mismo y a conectar con tu verdadera identidad… por otra parte… también es verdad que al ser más consciente de tu vida… si quieres ser honesto en tu práctica y tu camino… sientes que tienes que cambiar muchas cosas en tu vida.

    Un cálido abrazo!

  21. Pues Mikel, anímate que seguro que te encantará. Además, aprenderás vipassana que te ayudará mucho en la vida. ¡Cuéntame si te animas por fin!

  22. Gracias Ana! Esto parece increiblemente potenciador para la vida de las personas! Y más en la sociedad actual llena de estímulos que invitan a no estar casi nunca en silencio y a estar casi siempre siendo sometidos a miles de estímulos no elegidos que fomentan correr como pollos sin cabeza, reaccionando de forma inconsciente y en piloto autómatico (prisas, móviles, internet, tv, contaminación acústica, estrés laboral, transporte de un lugar a otro, noticias, publicidad, etc.).
    Incluso en vacaciones mucha gente no puede «parar» un poco y tampoco estar solo consigo mismo, y están deseando de que haya fútbol. olimpiadas, tour, lo que sea para seguir «estimulado» y «entretenido».
    Hábitos en muchas casos autolimitadores y compulsivos, que favorecen también pautas de pensamiento, reacción y comportamiento inconscientes y no elegidas conscientemente.

    Me ha encantado como has explicado todo y sobre todo los beneficios del retiro, me anima mucho a ir a vivirlo!

  23. poco a poco, todo se andará… de momento terminar el primer curso y el mindfullness son mis objetivos a corto plazo, que ya voy calentando motores sin desaproechar las ultimas semanas del mega viaje 🙂

    (hoy toca visita de dia a VIena, mañana nos mudamos a Praga, ultima parada antes de entrar a Alemania para la recta final :-D)

  24. Linda experiencia Ana, si sabes de algunos videos o recurso que nos puedas recomendar para echarles un ojo y practicarlo en casa estaría buenisimo, de igual forma, gracias por compartir 🙂

  25. Hola Rocío, ya te echaba de menos.

    A Rocío la conocí en el retiro, porque además de formación y una gran herramienta, puedes llevarte conexiones con otras personas. Un placer haberte conocido y ya te sigo en todas las redes 😉

  26. Hola Ana!

    Un magnífico resumen de nuestro retiro, con lo más importante para el que se lo plantee.
    Por supuesto, hay que vivirlo para poder entender lo que te llevas, no se puede contar en un post, desgraciadamente. Recomendable para cualquiera, siempre que esté dispuesto a quedarse.
    Espero volver a vernos pronto. Un abrazo, amiga.

    Rocío

  27. Hola Christian, qué alegría leerte 😀

    Es cierto que 10 días de desconexión total no son compatibles con muchas personas (en tu caso tendrías que liberarte de tu trabajo o ver cómo encajarlo). Tranquilo, es posible que te esté rondando la cabeza pero no tengas posibilidad de hacerlo por ahora. Ya llegará su momento igual que me llegó a mí (llevaba años con todos estos temas pululando por mi cabeza).

    Dale al curso de Mindfulness, seguro que te ayuda y ese sí que es totalmente compatible con tu vida actual.

    Por cierto, me encanta tu viaje lleno de experiencias y de descubrimiento interior. Seguro que te está viniendo genial 😀

  28. Hola Andrea.

    Sin duda, si te interesa la meditación y la introspección, es un paso obligado. Este retiro me ha hecho conocerme más y quitar lo que sobra en la vida que normalmente es lo que nos genera sufrimiento. Si tienes posibilidad de hacerlo, hazlo. No te arrepentirás 🙂

    Un abrazo y luego me cuentas.

  29. suena muy bien aunque sé que yo no estoy preparado ni de lejos para una experiencia de desconexión total como ésta. Pero si es verdad que nuestro viaje que dura ya desde el 28 de junio y no tendrá fin hasta principios de septiembre, me ha hecho darme cuenta que necesito aún menos cosas que ya necesitaba antes.

    Espero poder iniciarme de verdad pronto en la meditación y el yoga, ambas actividades que llevo años persiguiendo pero que no consigo encajar. Y tu curso de los 30 dias del Mindfullnes, debo admitir que lo sigo teniendo pendiente, pero lo haré ¡¡prometido!! 😀

  30. Me ha encantado Ana! Nunca he hecho ningun retiro de este tipo aunque confieso que el silencio es mi gran aliado en esas ocasiones en las que requiero de reflexión, nada comparable por supuesto.
    He estado cotilleando la pagina y he visto que cerca de donde vivo hay una zona así que me lo apunto porque me encantaría hacerlo.
    Que de experiencias enriquecedoras has vivido en este descanso merecido que has tomado!!
    Muchas gracias por contarnoslo.
    Un abrazo

Dejar respuesta

Por favor, déjame tu comentario
Por favor, escribe tu nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.