Muchos de vosotros ya sabéis que estos días he estado desconectada, he estado recargando mis pilas. Aproveché para viajar y reencontrarme con amigos bloggers en una quedada y más tarde para hacer un retiro de 10 días de meditación vipassana. Hacía tiempo que quería hacerlo y este post es para contar mi experiencia, por si puedo ayudarte a decidir si hacerlo o no. 🙂

Conocí la existencia de esos retiros cuando conocí a Diana Speaks y tuvimos una entrevista, ella me dijo que existía una organización que tenía centros por casi todo el mundo y que impartía estos retiros.

Si entras a su página, encontrarás los distintos centros y países donde realizan los retiros. Pero déjame que te cuente un poco qué es esto de la meditación vipassana antes de contarte mi experiencia en el retiro. Así nos ubicamos todos 🙂

NOTA: Voy a hablar de mi experiencia en el centro Dhamma Neru, que es donde yo hice el retiro. Aunque los horarios y el contenido del retiro es el mismo, las comidas y entorno pueden variar dependiendo de los centros.

¿Qué es la meditación vipassana?

La palabra vipassana significa “ver las cosas tal y como son en realidad”, dejando fuera los pensamientos distorsionados, las etiquetas, los prejuicios… Simple y llanamente ver el mundo tal y como es.

Es una meditación que tiene milenios y proviene de la India. En concreto, Gautama Buddha la redescubrió (se había olvidado) y tras 2.500 años se ha ido trasmitiendo de generación en generación hasta llegar a nuestros días.

En concreto, se ha extendido en todo el mundo gracias a la labor de S. N. Goenka que, habiendo experimentado él mismo los beneficios de la meditación vipassana, empleó el resto de su vida y de su fortuna en difundir por todo el mundo esta disciplina.

La meditación vipassana, aunque tenga su origen en la India, no está relacionada con ninguna religión, ni con el hinduismo ni con el budismo ni con ninguna otra. Es una técnica que es universal y permite erradicar el sufrimiento del ser humano.

Apúntate y llévate mi guía gratis 
para empezar a
dominar tus emociones

Desde su misma web, ellos dicen, textualmente:

Lo que NO es Vipassana:

No es un rito o un ritual basado en la fe ciega.
No es un entretenimiento intelectual ni filosófico.
No es una cura de descanso, unas vacaciones o un club social.
No es una huída de los problemas y las tribulaciones de la vida diaria.

Lo que SÍ es Vipassana:

Es una técnica para erradicar el sufrimiento.
Es un método de purificación mental que nos capacita para afrontar las tensiones y los problemas de la vida de una forma tranquila y equilibrada.
Es un arte de vivir que se puede utilizar para contribuir positivamente a la sociedad.

Fuente

Cualquiera puede aprender vipassana

Como no es una técnica propia de ninguna religión, puede realizar este retiro cualquier persona, independientemente de su religión o fe. No es una disciplina propia del budismo o de una religión, es una técnica que te ayuda a liberarte del sufrimiento. ¡Es algo universal!

De hecho el Mindfulness tiene su origen en esta disciplina, aunque es ligeramente distinta.

¿En qué se basa la meditación Vipassana?

La práctica de vipassana es Sila, Samadhi y Pañña.

Sila (moralidad) proporciona los cimientos del desarrollo para samadhi (la concentración de la mente). Y la purificación de la mente se consigue con pañña (la sabiduría de la visión cabal).

Cuando entras al retiro, debes seguir estas pautas:

  1. Abstenerse de matar a cualquier criatura (yo no mataba ni arañas ni hormigas).
  2. Abstenerse de robar.
  3. Abstenerse de toda actividad sexual.
  4. Abstenerse de mentir (es fácil mientras el Silencio Noble está activo).
  5. Abstenerse de tomar cualquier tipo de intoxicantes (tabaco, alcohol, drogas…).

Si sigues estas pautas de moralidad, entonces podrás desarrollar el samadhi, el control de la mente. Y sólo desarrollando el correcto tipo de samadhi podrás alcanzar el pañña.

Esto no es necesario que lo conozcas ahora, lo explicarán largo y tendido en las charlas de la tarde durante los días del retiro.

Ahora que sabes un poco acerca de la meditación vipassana, pasaré a contar mi experiencia. ¡Espero que te sirva!

 

NOTA: No tienes que haber meditado antes para ir al retiro, ni saber de meditación vipassana ni de cualquier otra meditación, aunque es verdad que te costará mucho más y te resultará duro.

Mi experiencia en el retiro

Te seré sincera, apenas me había informado sobre meditación vipassana ni había leído testimonios de personas que hubieran estado. Hablé con un par de amigas que habían estado y sus comentarios me sirvieron para lanzarme. Te digo esto para que veas que no hace falta saber meditar o llevar una larga tradición de meditación, simplemente basta con querer hacer el retiro.

El retiro dura 12 días desde que empieza hasta que termina, el primer día es el día 0 y no cuenta, y el último día terminas a las 7 a.m. por lo que tampoco cuenta. Realmente son 10 días de retiro más la entrada y la salida.

El primer día (el día 0) llegas, haces la inscripción y dejas al recaudo de la organización tu teléfono móvil, portátil, y cualquier dispositivo electrónico. Además, debes dejar libros de lectura, libretas y bolígrafos. Aunque parezca muy severo, luego todo tiene su lógica.

Separan hombres de mujeres y no se ven hasta que no termine el retiro, aunque coincidís en la sala central de meditación cuando son las meditaciones grupales.

Sirven una cena ligera y te dan una charla acerca de las normas y un poco la organización que van a seguir. Suena un gong (una campana que tienen en el patio) y es la señal de que hay que ir a la sala de meditación grande (el dhamma hall). Allí te asignan un cojín, un sitio de meditación, que es el que tendrás para todo el curso. Se escucha una grabación de S.N.Goenka por los altavoces (en mi caso fue tanto en español como en inglés) y te da las primeras instrucciones para empezar a meditar.

A partir de ese momento, se levanta el Silencio Noble o el Noble Silencio, que significa que durante los 10 días no podrás hablar ni comunicarte con el resto de meditadores (ni con gestos, ni con notas, ni con miradas). También se pide que se evite el contacto físico.

El primer día del retiro

El primer día es el más duro (al menos para mí). Tu mente no está acostumbrada a estar en silencio y nuestra sociedad actual no ayuda, por lo que tu mente está todo el rato parloteando, yendo al pasado y al futuro.

Este día es clave, muchas personas quieren abandonar el retiro porque les resulta muy duro estar sin hablar, sin comunicarse, piensan “¿Voy a tener que aguantar así 10 días?”, etc. Por eso es muy importante que tengas la firme determinación de terminar los 10 días y de quedarte a aprender la técnica completa.

Aunque parezca que los organizadores o los profesores quieren retenerte, lo único que quieren es que no caigas a los miedos típicos de tu mente. Para aprender la meditación vipassana completa necesitas estar los 10 días completos (ahora que he terminado el retiro, entiendo que hicieran tanto hincapié).

Hay personas que abandonan. Mi recomendación es que, si realmente quieres hacer el retiro, no abandones. La recompensa es taaaaaan grande que te arrepentirás de haber tirado la toalla.

Día 1 a 4

Durante 3 días estás aprendiendo meditación Anapana, que es conciencia de la respiración. Esto te sirve para ir acallando poco a poco tu mente e ir afilando tu atención a la respiración.

Día 4 a 10

El día 4 te enseñan la técnica de meditación vipassana y te das cuenta que los 3 días anteriores han sido muy importantes, no has perdido el tiempo. El 4º día para mí fue especialmente agotador (también es que era agosto y pasé mucho calor), pero no me arrepiento de haber continuado.

El horario es muy estricto y debe seguirse al pie de la letra para poder aprovechar el retiro al 100%. Aunque parezca duro y creas que no podrás despertarte a las 4 de la mañana, te acostumbras sin darte cuenta. Yo tenía miedo de quedarme dormida y no escuchar el gong que usan para dar los avisos, y me desperté al instante. Te enteras de todo y duermes las horas suficientes como para no necesitar dormir más en todo el día (aunque puedes hacerlo en las horas de descanso).

Las comidas son excelentes y aunque sólo haya desayuno (a las 6.30), comida (a las 11.00) y una merienda (a las 17.00), no pasas hambre. De hecho en el desayuno y la comida te puedes hinchar sin problema. Toda la comida está basada en una dieta vegetariana y está cocinada con mucho amor. Además, está especialmente diseñada para favorecer la meditación.

Cada día, después de la merienda, acudes a una charla sobre el Dhamma. Las charlas hay que escucharlas en tu idioma materno (hay cassetes con traducciones en todos los idiomas) porque necesitas enterarte muy bien de todo lo que cuentan.

Para mí, las charlas eran lo mejor, pero en todo momento dicen: si no lo crees, no lo hagas. No hagas nada por fe ciega, hazlo porque realmente quieras y conozcas intelectualmente. Es decir, no es algo que tengas que creer a pies juntillas, te invitan a reflexionar y a que desarrolles tu pensamiento crítico.

Reflexiones finales de mi retiro

La meditación vipassana se la recomiendo a todo el mundo. Si haces Mindfulness, es un paso obligatorio, necesitas conocer en qué se basó. Si practicas otro tipo de meditación, ésta te parecerá mucho más completa. Y si no practicas meditación, te servirá para conocerte y profundizar en ti mismo.

También es verdad que es duro y es mejor que estés al 100% convencido que quieres hacerlo, porque hay muchísima gente en listas de espera esperando para entrar. Al ser gratuito, mucha gente quiere acceder (y es bueno que así sea), así que sólo reserva tu plaza si realmente vas a quedarte los 10 días. Si no, estás gastando una plaza que podría haberse ocupado por alguien que realmente quería quedarse el curso completo.

Yo he notado muchos beneficios, tanto directos como indirectos después del retiro.

BENEFICIOS DIRECTOS

– El Sila, la Moralidad, es recomendable para todos. Es algo que me llevo y practicaré desde ahora en adelante.

– El Silencio Noble te hace valorar las palabras. Muchas veces hablamos simplemente por llenar el silencio, pero este silencio noble te hace darte cuenta que muchas veces el silencio es mejor que una charla insulsa.

– La Ecuanimidad es la guinda del pastel, es el beneficio de la meditación vipassana, es el resultado final. Como experta en inteligencia emocional, la ecuanimidad es algo que quería comprobar y tengo que decir que necesitas experimentarlo en tu cuerpo. No basta con entender lo que es la ecuanimidad a nivel intelectual. ¡Pruébalo!

– El retiro te ayuda a tener distancia emocional, a alargar el tiempo entre el estímulo y la respuesta, que muchas veces reaccionamos automáticamente.

– Durante los días de meditación vipassana, aprendes a regular y a reducir el sufrimiento y el dolor. Sí, así como te cuento. Pero no me creas a mí, ve y compruébalo tú mismo.

BENEFICIOS INDIRECTOS

– La alimentación está basada en una dieta vegetariana. Yo hacía tiempo que esta dita me atraía (años) y en enero de este año empecé mi transición hacia el vegetarianismo. No llegué muy lejos y en febrero ya estaba de nuevo comiendo carne. Sin embargo, esos 10 días de comida variada y completa me han hecho darme cuenta que no me hace falta la carne en mi vida (ya de por sí no me gustaba mucho), así que he aprovechado y sigo con una dieta vegetariana. Por ahora no me he quitado el pescado, pero es el siguiente paso. Se puede decir que llevo 20 días sin comer carne y subiendo 🙂

– En la postura de meditación es clave tener la espalda erguida. Durante 10 días en los que se meditan más de 10 horas, he adquirido el hábito de caminar erguida y sentarme con la espalda recta. Un hábito sanísimo.

– Te levantan a las 4 de la mañana y haces dos horas de meditación. El madrugar siempre lo he llevado mal, pero estos días de retiro me han hecho habituarme y ahora ya madrugo sin problemas. Además, he regulado mi ritmo de sueño, que teniendo un blog se me desajustaba bastante.

– Como el retiro de meditación vipassana dura 10 días, y durante esos días no puedes actuar como normalmente haces (leer el periódico mientras desayunas, leer los emails desde el móvil, hablar con tus compañeros mientras comes…), se puede decir que cuando sales tienes carta blanca para reiniciar nuevos hábitos. Si durante 10 días has estado sin realizar esos hábitos es que no eran importantes. Puedes rehacer tu rutina, esta vez añadiendo horas para meditar.

– Ahora tengo menos distracciones, el móvil es totalmente prescindible, la tele ya ni la veo… Después de este retiro me he dado cuenta que no me distraigo tan fácilmente.

Estos son los beneficios que yo he notado, pero hay mucha gente que utiliza estos días para desintoxicarse de malos hábitos como fumar (porque no se puede fumar durante todo el retiro) ni beber alcohol u otras drogas.

Consejos por si vas por primera vez a un retiro de meditación vipassana

No tengas expectativas. Vive el presente y aprovecha cada hora de meditación. Al principio es normal que tu mente divague, pero con el paso de los días podrás tener un control mental acojonante y observarás en tu propio cuerpo los beneficios de la meditación vipassana. ¡Créeme que son muchos!

¡Ah!, y aquí te dejo una lista de cosas que, aunque te digan que las lleves, hago especial hincapié en que son necesarias.

  • Linterna.
  • Reloj (aunque no te lo recomiendo mientras estás meditando, úsalo sólo durante los descansos o por la noche).
  • Spray o crema antimosquitos (sobre todo en verano).
  • Ropa de abrigo y paraguas (nos llovió y por las mañanas hacía frío, incluso en Agosto).
  • Libreta nada más salir del retiro (yo me puse a escribir todas las ideas que se me habían ocurrido).
  • Poca ropa, no necesitas tanto (puedes lavar prendas pequeñas a mano allí).
  • Neceser completo, más vale que sobre que no que falte.

Si quieres saber más o quieres apuntarte, puedes encontrar más información en su web.

Ahora te toca a ti

¿Y tú has hecho un retiro? ¡Cuéntame tu experiencia!

Quizá estés pensando en hacer uno, estés en lista de espera o después de haber leído mi post te han dado ganas de aprender la técnica de la meditación vipassana. ¡Genial!

Si tienes dudas o quieres comentar tu experiencia, me encantará leerla en los comentarios. ¡Os contesto a todos!

Mejora tu inteligencia emocional paso a paso
x