Seguro que has escuchado siempre que la autoestima es importante, ¿verdad? ¡Pues no te vengo a decir lo contrario! Lo que sí vengo es a hablarte sobre el concepto de autoestima según Nathaniel Branden y cómo puedes empezar a mejorarla desde ya.

Si sigues los pasos que verás en mi vídeo, notarás cómo tu autoestima comienza a mejorar día tras día. Otra opción es comprarte el libro del mismo Nathaniel Branden donde te habla de estos 6 pilares de la autoestima. Y si lo que quieres es empezar paso a paso y con ejercicios semanales, abajo de este post encontrarás una sorpresa 🙂

Te dejo con mi vídeo donde te explico todo:

Diferencias entre una baja autoestima y una autoestima saludable

Podría estar dándote argumentos científicos y citas, pero estarás de acuerdo conmigo que para verlo más claro, nada mejor que un ejemplo.

“Te presento a Agustín.  

Agustín se levanta cada mañana para ir al trabajo, donde hace lo que le toca de manera muy rutinaria, sin “emoción”. Él piensa que está bien pero siempre al final del día le da por pensar que ese trabajo no le llena pero le da el dinero suficiente para sobrevivir. Tampoco piensa en esforzarse más, porque ¿para qué?.

Cuando llega a casa, no tiene humor para jugar con sus hijos o mimar a su mujer, simplemente “ha gastado su energía”. Cena cualquier cosa y se pone a ver la tele. Cuando habla con su mujer siempre es para quejarse de su situación y sentirse víctima.

Si tan solo hubiera estudiado más o hubiera tenido otro empleo… pero el mundo la ha tomado con él y se siente en un pozo del que es incapaz de salir.”

Apúntate y llévate mi guía gratis 
para empezar a
dominar tus emociones

¿Hay algo que te suene? ¿Te has sentido identificado en algún momento?

Ahora te pondré otro ejemplo:

“Te presento a Lucas.

Lucas es emprendedor (o así se define). Y aunque fracasó en su primer negocio y se quedó en la ruina (aún arrastra deudas y su situación financiera no es nada buena), él está decidido a luchar para salir adelante y cambiar su sitación.

Sabe que el camino no será fácil y que posiblemente vuelva a fracasar en el futuro, pero eso no frena a Lucas. Aunque haya cosas que no estén bien en su vida, él se siente agradecido por lo que tiene y cada mañana se levanta con la firme determinación de hacer algo significativo en su negocio o seguir teniendo ideas que puedan, en un futuro, convertirse en un emprendedor de éxito.

Cuando regresa a casa, tiene charlas con su familia y les dedica toda su atención. Incluso si el día no ha ido bien, sabe que no tiene que pagarlo con su familia y trata de mantener una actitud positiva y optimista. Vive el presente, el aquí y el ahora, sabiendo que él tiene el control de su vida, tanto para lo bueno como para lo malo.”

¿Ves la diferencia entre estos dos ejemplos?

Lo que realmente diferencia a ambos es la manera en la que afrontan la realidad. ¡Y eso está ligado a la autoestima!

Según Nathaniel Branden, la autoestima es “la disposición a considerarse a uno mismo competente respecto de los desafíos básicos de la vida, y sentirse merecedor de la felicidad”.

La autoestima es verse competente ante los desafíos de la vida y sentirse merecedor de la felicidad Clic para tuitear

La autoestima es un concepto complejo y lleno de matices, pero si alimentas estos pilares, desde luego tendrás una autoestima mucho más saludable que te aportará seguridad en tu desarrollo personal y profesional.

Los 6 Pilares de la Autoestima, Nathaniel Branden

Con una autoestima saludable y bien desarrollada, podremos alcanzar una estabilidad emocional que nos acompañe en nuestra vida personal y profesional.

La autoestima no depende del entorno en el que vives, ni de tu posición social, ni de tus talentos, ni siquiera depende del reconocimiento de los demás. La autoestima sólo depende de ti y, sabiendo esto,  la puedes entrenar trabajando estos seis pilares de la autoestima.

La autoestima no depende de lo que piensen los demás sobre ti. Cultiva estos 6 pilares Clic para tuitear

#1 – Vivir Conscientemente – Vivir en el aquí y el ahora

No te límites a resolver los problemas o a solucionar lo urgente del día a día. Ten una actitud proactiva, sal al encuentro de los problemas y plantéatelos como retos a superar.

Acepta tus errores y aprende de ellos. Vive en el presente, en el aquí y en el ahora. Para cultivar este pilar puedes empezar a conocerte a ti mismo y descubrir todo aquello que te queda por vivir. Prueba a tomar decisiones y a aceptar sus consecuencias. Reconoce tus debilidades pero también tus puntos fuertes.

El Mindfulness (conciencia plena en el momento presente) te puede ayudar en este sentido. Si quieres puedes empezar a meditar hoy.

#2 – Aceptarse a uno mismo

Cuanto más nos conocemos más cosas descubrimos sobre nosotros mismos, y esto también conduce a conocer más “defectos” o cosas que no son como nos gustaría que fuesen. Este hecho puede crearnos dolor y frustración si no lo aceptamos, pero puede darnos un punto de salida si queremos ser mejores  continuamente.

Si no nos aceptamos completamente, no lograremos amarnos a nosotros mismos (ni entenderemos que otras personas nos amen). Acabarás saboteando tus relaciones y tus logros personales y profesionales. Total, no los mereces. No eres lo suficientemente bueno.

Las personas que no se aceptan a sí mismas, en el fondo creen que no merecen amor ni éxito e la vida.

Por eso aceptarse a uno mismo no es sinónimo de resignarse. No implica que no estemos dispuestos a mejorar, sino que comprendemos nuestros límites y, a pesar de ellos, podemos ser felices y seguir trabajando para ser algún día nuestra mejor versión.

#3 – Autorresponsabilidad – Aceptar la responsabilidad de uno mismo

Significa comprender y aceptar que somos responsables al 100% de nuestros actos, comportamientos y decisiones. También de nuestros pensamientos, deseos, valores y creencias. En definitiva, quiere decir que somos los únicos responsables de nuestra felicidad.

Éste es uno de los pilares que más debe trabajar porque estamos continuamente echando balones fuera y culpando a los demás de lo mal que nos va en la vida.  Sólo aceptando que somos responsables de todo lo que nos pasa, seremos capaces de dejar de culpar a los demás y tomar las riendas de nuestra vida.

#4 – Autoafirmación – Ser coherente

Viene a ser respetar nuestras necesidades, lo que es importante para nosotros.  Nuestros valores y sueños son importantes y no debemos abandonarlos a la ligera.  A veces podemos sentir la inclinación a comportarnos de una forma socialmente aceptada, dejando de lado quiénes realmente somos.

Por ejemplo, si alguien hace bullying a otro compañero, podemos callar por temor a que nosotros también seamos objetivo de acoso. Sin embargo, rechazar todo aquello con lo que no estás de acuerdo hace que se refuerce tu autoafirmación.

Todo lo que contradiga tus valores debes enfrentarlo, o al menos mantenerte lejos. Sólo te hará daño y hará que tu autoestima se resienta.

#5 – Vivir con propósito – Vivir con visión

Si vivimos con propósito, comprendemos que nuestra felicidad y las decisiones que tomemos dependen de nosotros mismos. Esto hace que yo actúe cada día en una dirección, que efectúe cambios encaminados a conseguir un objetivo.

Vivir con propósito hace que estemos más orientados y nos enfoca. Además, conseguir estos pequeños hitos o submetas hace que nos sintamos más capaces y confiados de nuestra propia valía.

Así podremos lograr aquello que nos apasiona y llegar a la autorrealización.

#6 – Integridad personal – Nunca fallar a tus valores

La integridad personal es comportarnos según lo que queremos y lo que somos, siendo congruentes con nuestros ideales y nuestra filosofía de vida.

Es posible que en situaciones nos encontremos enfrentados, si por ejemplo trabajas para una empresa que choca con tu integridad personal, puede hacer que sientas estrés, somatices tus emociones silenciadas y sufras. Por eso, el conocerte a ti mismo y respetar tu esencia, hace que todo esté más alineado y vivas alimentando a tu “yo esencial”.

Si sigues alimentando ciertas acciones que contradigan tu integridad personal, acabará pasándote factura y puede generar consecuencias negativas en tu autoestima.

En otras palabras, cuando nuestras creencias, valores e ideales están integrados con nuestra rutina y los honramos diariamente, podremos desarrollar una auténtica autoestima.

¿Qué vas a hacer ahora que sabes todo esto?

Así que ya sabes, si quieres mejorar tu autoestima y comenzar a hacer cambios eficaces en tu vida, cultiva los 6 pilares que te he contado en el vídeo y en el post.

También puedes hacerlo con el libro de Nathaniel Branden, los 6 pilares de la autoestima.

Y si lo que prefieres es que yo misma te dé las pautas que necesitas hacer para restaurar tu autoestima, puedes apuntarte a mi curso Autoestima Poderosa, donde podrás desarrollar los elementos necesarios de una autoestima emocionalmente saludable y cerrar las heridas para potenciar tu esencia interior.

¡Espero haberte ayudado!