¿Cómo elegir psicólogo? Las claves para dar con el terapeuta indicado

¿Estás viviendo un momento difícil en tu vida? ¿Atraviesas una situación y no tienes claro como manejarla? ¿O simplemente te sientes estancado o detenido en algún aspecto de tu desarrollo personal? Pues la posibilidad de elegir psicólogo y empezar el camino de la terapia puede resultar completamente transformadora.

En este post quiero ayudarte a que encuentres el terapeuta adecuado para ti, respondiendo las preguntas que siempre has tenido. ¡Vamos a ello!

Como elegir el psicólogo adecuado para mi

La psicología es la disciplina que se encarga de analizar los procesos mentales, el comportamiento de los seres humanos y la forma en la que interactúan con su ambiente físico y social. En palabras más simples, es el área que determina la forma en la que entendemos el mundo que nos rodea, la estructura de nuestro sistema de creencias y la forma en la que nos vinculamos con los demás.

Y si bien se trata de una área del saber que puede ayudarnos a lo largo de toda nuestra vida, hay momentos puntuales en los que puede resultar más necesaria. Episodios de crisis personales, que pueden ser generadas por las situaciones más diversas.

También te he preparado un vídeo explicándote todas estas claves para ayudarte a elegir tu psicólogo adecuado.

Y en este sentido, quiero hacer especial énfasis en la salud mental como un asunto de prioridad absoluta. Lamentablemente vivimos en un mundo en el que no le damos la misma importancia a la salud de nuestro cuerpo que al bienestar de nuestra mente.

Si tenemos una dolencia en la espalda vamos al traumatólogo o al fisioterapeuta. Por otro lado, si tenemos la vista cansada vamos al oftalmólogo. Si estamos pasados de peso vamos al nutricionista. Pero si nos sentimos mal, tristes, con ansiedad, intranquilos o simplemente fuera de foco, tendemos a minimizarlo, a no darle la importancia que merece.

Y la realidad es que los padecimientos que afectan nuestra salud mental, pueden ser tanto o más dolorosos que las enfermedades físicas. Sea cual sea la etapa de tu vida en la que estés, si sientes que hay una situación que no puedes manejar solo, que algo de lo que vives te sobrepasa o que no cuentas con las herramientas para gestionar tus emociones, no dudes ni un instante en elegir psicólogo y empezar terapia.

Si bien un psicólogo es un profesional que puede ayudarnos en cualquier punto de la vida, fomentando la libertad para tomar decisiones, ayudándonos a incrementar nuestro bienestar general y nuestra fuerza para asumir la vida, la realidad es que la mayoría de las personas acuden a ellos cuando pasan por un momento difícil.

Cuando llegas al punto de elegir psicólogo, generalmente ya has avanzado en la decisión de que necesitas ayuda. De que hay cosas que están pasando en tu vida, para las que necesitas una orientación, herramientas o simplemente exteriorizarlas, ponerlas en palabras.

Pero estar en ese punto no es tarea fácil. A veces se trata de cosas muy obvias, como una ruptura sentimental o el fracaso en un proyecto económico. Pero en otras ocasiones son cosas más internas. Emociones que quizás venimos acumulando desde hace mucho tiempo en nuestro interior, y que no hemos logrado exteriorizar y sanar.

En este sentido, existen algunas señales que pueden encender la alerta de que quizás sea la hora indicada para elegir psicólogo y empezar a trabajar en terapia esos asuntos que obstaculizan tu desarrollo.

Señales clave de que puedes necesitar ir a terapia

  • Sufriste algún trauma en tu pasado y ese hecho ha condicionado tu vida. Ese trauma puede haber sido generado por la ruptura con tu pareja de años, hace tan solo tres meses. Pero también por la muerte de tu abuelita hace quince años. O por haber presenciado algún accidente o episodio de violencia doméstica en tu infancia. Cualquier evento traumático que no hayas procesado y trabajado en su momento, puede convertirse en un generador de problemas y trabas en tu vida adulta.
  • Te has desconectado sin explicación de las actividades que antes disfrutabas. Esas reuniones en familia, los paseos con tus amigos o ir a practicar deporte los fines de semana, ya no te generan ninguna motivación. Incluso te parece que no tienen sentido. Esa sensación de sinsentido en lo que antes te producía alegría y placer, es otra de las señales de que es un buen momento para elegir psicólogo.
  • Te sientes insatisfecho de todo en tu vida diaria. No importa cuánto hagas o cuánto te esfuerces, ningún área de tu vida parece darte satisfacción. Quizás estás atrapado en un empleo que no te motiva, o en una relación en la que no eres feliz, o en un círculo de amistades con las que has perdido las cosas en común. Esa sensación general de insatisfacción puede derivar en tristeza e incluso en depresión. Pero asistiendo a la terapia correcta, también puede abrir tu mente a ver y poder tomar las decisiones que te pongan en la ruta hacia tu bienestar.
  • Has perdido el control sobre tus emociones. Te sientes particularmente irritable, agresivo o con cambios de humor muy bruscos. O por el contrario, te aflora el llanto, la tristeza o la angustia con mucha facilidad. Incluso a la hora de dormir, te cuesta desconectar de tus emociones o de los problemas del día, y no logras conciliar el sueño.
  • Tus relaciones se han dañado. Has perdido los vínculos de la comunicación y la asertividad con las personas que te rodean. Discutes con tu pareja sin motivos, has dejado de comunicarte con tus hijos, mantienes relaciones hostiles en el trabajo. Todas estas dificultades relacionales son buena causa para pensar en elegir psicólogo.
  • Has empezado a usar drogas o aumentado el consumo de alcohol para lidiar con tus problemas. Lo mismo que con cualquier elemento adictivo, has buscado volcar en él tu ansiedad. Exceso de apetito, exponerte a situaciones límites. Todos aquellos impulsos que te hagan perder la vista de tus problemas.
  • Haz tenido problemas recurrentes de autoestima y autovaloración. Sientes que nada de lo que haces te saca del punto en donde estás. Vives comparándote constantemente con los demás, y sientes que el éxito que a otros les sonríe, para ti es inalcanzable. Incluso has tenido pensamientos como que todo el mundo está en tu contra, y a veces sientes deseos de no seguir viviendo.

Si te identificas con alguna de estas señales, o presentas otras que te generan incomodidad, malestar, ansiedad o tristeza sobre tu vida, quizás es el momento perfecto para elegir psicólogo. Son muchos los factores que que debes tomar en cuenta a la hora de elegir al mejor terapeuta para ti.

Se trata de un vínculo que deberá alimentarse de confianza y de la libertad para hacer uso de tu espacio de terapia, sin ningún tipo de tabú o de limitación en la comunicación.

En la era del internet, encontramos todo al alcance de un clic. Y en la web hallarás a miles de profesionales de la salud mental. Pero ten presente que no todos los psicólogos están preparados para tratar todas las dolencias. No cualquiera tendrá las herramientas más adecuadas para ayudarte en tu problema.

En este sentido, existen diferentes factores en los que puedes fijarte, y que te ayudarán a seleccionar al terapeuta mejor preparado para guiarte en tu proceso hacia el bienestar.

Las claves definitivas para elegir al mejor terapeuta para ti

  • Asegúrate de elegir psicólogo profesional: El campo de la salud mental y el bienestar ha sido intervenido por diferentes profesionales. Y el Coaching han ganado su espacio en este sentido. Sin duda que muchos de ellos hacen un extraordinario trabajo. Pero si apuntas a la resolución de problemas estructurales, lo mejor es ir con un terapeuta graduado en la carrera de Psicología. Incluso, puedes encontrar personas que combinen estas dos habilidades.
  • Evalúa la formación especializada: A la hora de elegir psicólogo, será determinante la causa que te lleve a querer ir a terapia. Si se trata de algún asunto vinculado a tu autoestima, a tus relaciones o a la forma en la que enfocas tus metas de vida, ir a un psicólogo que tenga además formación como Coach, será una decisión acertada. Si en cambio, requieres ayuda para manejar una adicción, quizás un profesional especializado en el tratamiento de adicciones, sea el mejor preparado para ayudarte en tu proceso.
  • Conoce el tipo de abordaje psicoterapéutico que te plantea el profesional: Las formas de abordar la terapia van a influir en sus resultados. Es importante que a la hora de elegir psicólogo, tengas en cuenta si el profesional apunta al psicoanálisis, a la terapia cognitivo conductual, o incluso maneja terapias alternativas como las regresiones.
  • Debes sentirte en total confianza en tu espacio de terapia: Sea cual sea la situación que estés atravesando, a la hora de elegir psicólogo debes sentir confianza para exteriorizar tus emociones y ponerlas en palabras, tal como te surjan. El psicólogo jamás debe juzgarte ni hacer juicios de valor sobre lo que te ocurre. Al contrario, es parte de su labor generar un clima de confianza en el que puedas abrir tu corazón y tu mente con sinceridad absoluta. Por supuesto, la confidencialidad también es otra de las claves del intercambio en terapia.
  • Los límites de la relación terapéutica: Lo ideal es que al elegir psicólogo encuentres a un profesional con el que te sientas bien. Que la relación entre ambos fluya de manera armónica. Pero también es vital que recuerdes que los psicólogos no son amigos de sus pacientes. La relación terapéutica debe darse solo durante el espacio de la consulta (a menos que exista alguna crisis puntual). Pero si tu psicólogo busca extender el vinculo fuera del área de terapia, es importante que sepas que esta no es una actitud profesional.
  • ¿Estás progresando?: Y por último, la más poderosa de las claves para elegir psicólogo y saber que has acertado, es sentir que vas progresando con las situaciones o los problemas que te llevaron a ir a terapia. Y en este aspecto quiero ser muy clara. El proceso de ir a terapia no es cortoplacista. No vas a resolver asuntos estructurales en un par de sesiones. Pero tampoco debes permanecer en el mismo estado por tres meses.

Si sientes que ir a terapia te ha hecho sentir mejor, te ha ampliado las perspectivas sobre tus problemas, te ha ayudado a considerar otros escenarios que antes no habías visto, o que en definitiva sientes progresos, pues ¡Enhorabuena! Habrás dado con el terapeuta ideal para ti.

¿Quieres que yo te ayude?

Si has llegado hasta aquí y quieres ver si yo puedo ayudarte a ti, te invito a que reserves una sesión de descubrimiento, gratuita en la que podrás ver si yo puedo acompañarte en este viaje de descubrimiento y aprendizaje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba
Descarga la guía Gratis

Rueda de la Vida

Descubre este sencillo ejercicio para empiezar a vivir plenamente

Abrir chat
¿Hablamos?
Hola, cuéntame qué preguntas tienes y te responderé lo antes posible