La vida es más sencilla, muchísimo más simple de lo que nos hacen ver. No es necesario hacer nada más para ser feliz o disfrutar más de la vida. Recuerda que la felicidad se contagia.

Por eso te quiero dejar 10 lecciones vitales, 10 consejos de alguien que ve la vida desde otro prisma y que vive plenamente, 10 aspectos que te harán reflexionar sobre la vida.

Porque no es complicado ser feliz. Y te quiero dar los pasos para que tú también te des cuenta.

#1. Deja de preocuparte por lo que piensen los demás.

Nadie tiene la verdad absoluta. Ni tú, ni tu madre, ni tu vecino, ni la vieja del visillo. Si dejas de hacer algo que te gustaría hacer por “lo que piensen los demás”, estás muriendo en vida.

Esto va por ejemplo para aquellos hijos que estudian lo que quieren sus padres para no decepcionarlos, o aquellas parejas que siguen juntas por lo que piense la familia de ellos si se separan, y un largo etcétera.

Serás el hijo modelo (desde fuera), el marido estrella (desde fuera)…. pero por dentro estarás muriendo. Estarás matando tu ilusión, tus esperanzas y tu vida.

#2. Elimina preocupaciones, aligera el peso.

No le busques siempre la cara oculta a las cosas, no vivas pensando siempre en el “¿y si…?”, no dejes que las preocupaciones campen por sus anchas en tu mente. Se te llenará la cabeza de dudas, el corazón de penas y el tiempo pasará volando… sin que hayas apreciado lo bueno y lo bello del presente.

Las preocupaciones no sirven para nada.

Apúntate y llévate mi guía gratis 
para empezar a
dominar tus emociones

No te pre-ocupes, ocúpate. Toma las riendas y muévete hacia lo que quieres, protégete de lo que temes y lucha por lo que anhelas. Sólo así podrás disfrutar más de la vida y vivir plenamente.

Resumiendo: preocupaciones fuera 😉

#3. Deja de pensar en el dinero.

El dinero llegará si tienes una estrategia, créala y el dinero vendrá.

Si te preocupas por el dinero, no empleas tu tiempo en generarlo, por lo que los gastos seguirán ahí y cada vez tendrás menos dinero… y menos, y menos… y claro, te preocupas.

En esta rueda de pensamientos hay un fallo garrafal: que tú no eres el dueño de tu vida. Te abandonas a manos del destino, que sea él el que traiga dinero, que sea él el que encuentre trabajo…

Las cosas no funcionan así. Así que vuelvo a mi lección: deja de preocuparte por el dinero y ocúpate en desarrollar una estrategia adecuada para generarlo.

Así es como funciona el asunto.

#4. Fallar o equivocarse no es el fin del mundo. Te invito a que te caigas para volver a levantarte.

Porque fallar es humano, equivocarse es vital. No estaríamos aquí hoy de no ser por los ensayos prueba y error. Lso científicos trabajan así, las generaciones anteriores trabajaban así, la evolución trabaja así.

Tú no eres una excepción.

La vida es un continuo juego en el que cambian las reglas continuamente. Están las reglas del universo, las reglas que imponen los demás y tus propias reglas.

Equivocarse es el camino correcto si quieres llegar a tu destino. De esa manera sabrás que por ahí no se llega.

Y poco a poco corregirás el rumbo hasta alcanzar tus sueños y disfrutar más de la vida TODOS LOS DÍAS (no esperes que conseguir tu sueño para ser feliz).

#5. No pienses en problemas, piensa en soluciones.

Si ves la vida desde la perspectiva de que todo son problemas, encontrarás problemas. Ahora, si en vez de eso piensas que existen soluciones, los problemas desaparecerán.

No te dejes embaucar: un problema no es más que una etiqueta que le ponemos a la situación. Si en vez de “problema” lo llamaras “desafío”, todo cambia.

Además, recuerdo una gran frase que me dijeron una vez.

Si eres parte del problema, eres parte de la solución.

¿Qué vas a hacer al respecto?

#6. Olvídate de la perfección. Ni la quieres, ni la necesitas, ni es sexy.

La perfección no existe, ni siquiera en la naturaleza. Si todo fuera perfecto, todo sería igual. ¿Dónde estarían los matices? ¿Dónde residiría la belleza?

La belleza es bella porque es imperfecta. Si no me crees, piensa en tu actor o actriz favorito. ¿Qué lo hace tan bello o bella? Seguro que son sus singularidades, sus rasgos únicos. No es la perfección, es un conjunto de caracteres que se han agrupado en un mismo ser.

La búsqueda enfermiza de la perfección está haciendo que vivas sufriendo y te está impidiendo que disfrutar más de la vida y de lo bueno que tienes ahora mismo.

Nadie es perfecto. Ni los grandes genios, ni las personas de éxito, ni los famosos, ni los ricos…

Todos fallaron, y al fallar descubrieron que ese no era el camino.

Y se levantaron cada vez.

Haz tú lo mismo.

Nadie es perfecto. Ni los grandes genios, ni las personas de éxito, ni los famosos, ni los ricos... Clic para tuitear

#7. El rencor sólo te daña a ti. Practica el perdón.

El rencor es un sentimiento inútil. Sólo daña a la persona que lo posee. Aquella persona a la que odias, no lo sabe. Aquel jefe al que desprecias, no lo sabe. Aquel novio o novia por el que guardas rencor, no se entera. ¿Por qué? Porque el rencor te lo guardas tú. Te lo guardas para ti… y es puro veneno.

No avanzas con rencor. No solucionas nada. Practica el perdón, libérate de ese rencor y deja fluir la compasión por tus venas. Verás que el veneno del rencor se diluye y vuelves a retomar la libertad y la energía que te fueron arrebatadas.

#8. Agradece a las personas que están en tu vida y que comparten su tiempo contigo

Si tienes familia, amigos, pareja, compañeros, socios, colegas… agradece que estén ahí. Tenerlos te hace ser quien eres. Te han forjado de la misma manera que tú dejaste su impronta en ellos de alguna manera en algún momento.

Agradece su tiempo, porque te lo están regalando… y el tiempo es lo único que se pierde y no vuelve jamás.

Abraza, ríe, comparte, sueña, habla,… No te guardes nada. Porque todo lo que muere es aquello que no compartes.

#9. Deja de pensar en las cosas que te faltan para ser feliz y date cuenta de lo feliz que ya eres con lo que tienes.

Saca más sonrisas un perrito callejero que un iPhone 6.

Olvida las necesidades que te imponen. Son mentira.

Haz una lista de las cosas que te llevarías a una isla desierta. En serio, hazla.

Todo lo que aparezca en la lista es lo que verdaderamente necesitas. Y no debería sobrepasar 10 cosas.

Haz una lista de las 10 cosas que realmente necesitas en tu vida. En serio, hazlo Clic para tuitear

Lo demás, es supefluo. Lo demás, es maquillaje.

Lo demás es basura y no te deja ver lo verdaderamente importante.

Lo esencial es invisible a los ojos – El principito

#10+ . Bonus track. ¿Cuál es tu ingrediente secreto para disfrutar más de la vida?

Las anteriores son claves que todos podemos tomar, pero cada uno tenemos nuestro toque especial, somos únicos. De ahí que el bonus track sea individual:

¿Cuál es tu forma única de disfrutar más de la vida?

La mía es rodearme de mis mascotas y de naturaleza. Me hace volver a conectar con la realidad, con la vida, con el todo. Me hace más humana el recordar que soy un animal más… no sé si me explico 😉

Ahora te toca a ti. ¿Cuál es tu forma de disfrutar más de la vida?

Déjalo en la caja de comentarios y así nos ayudamos entre todos a hacer de este mundo un lugar más amable.