Encuentra tu Yo Interior

¿Quién soy realmente? Formas de conectar con tu yo interior.

El primer paso para lograr un gran cambio o transformación en tu vida personal, espiritual y social es ¡conectarte con tu yo interior, con tu verdadero ser.

Si anhelas un cambio radical en tu vida o te estas preguntando ¿Quién eres en realidad? y sientes la necesidad de buscar esa respuesta, ha llegado el momento y el articulo correcto.

¡Acompáñame a este nuevo encuentro! Te mostraré la mejor forma de aliviar tu carga mental, centrarte, potenciar las capacidades de tu verdadero ser y conectarte con tu esencia.

Me siento triste, ansioso, mal humorado, sin ningún motivo aparente

¿Te ha pasado que estas en calma, bien sea viendo una serie o una película, conversando con tus familiares o amigos, haciendo tu rutina diaria y sin ninguna causa aparente sientes tristeza, irritación, cambios de ánimo, incomodidad general y terminas adjudicándolo a preocupaciones pasadas?.

Como la pelea que tuviste con tu pareja, una reciente separación, situaciones dolorosas, la pérdida de un ser querido, problemas económicos, dificultades en el trabajo, de salud, entre otros.

Te aseguro que es muy probable que estos eventos no sean el único responsable de tu malestar.

El vivir en “automático” para afrontar situaciones del día a día, colocarte mascaras para agradar, mantener amigos, conseguir o mantener una pareja y evitar conflictos, encajar en un grupo familiar, de trabajo o académico, hace que actúes con el ego, aquel que crees que “te protege de ser herido o lastimado”.

Al actuar de forma mecánica  e involuntaria, como el personaje del juego “The Sims” cuando no lo manipulas por un momento o como Adam Sandler en aquella vieja película “Click”, te lastimas y alejas aún más de tu propio “ser”, es como si vivieras tu vida adelantando las situaciones para no sentir dolor, ocasionando aún más dolor e inconformidad.

Seguramente te preguntas: ¿La vida no es solamente cumplir deberes, agradar a los seres cercanos, trabajar para pagar deudas? Entre otras.

Si fuera de esa forma, no te encontrarías diariamente  con millones de publicaciones en redes sociales, de un gran número de personas en busca de una conexión con su  ser, el auto concepto, el autodescubrimiento, el yo interior, por medio de distintas prácticas y formas.

Pero… ¿en qué consiste realmente vivir?

Vivir es estar despierto. Disfrutar de cosas aparentemente simples como respirar, sentir el ahora en tiempo presente sin posponer la felicidad a un futuro incierto, desapegarse del pasado y el futuro, solo estar en el presente.

¡Vivir es conectarte contigo! ¡Con tu ser interior!

¿Qué significa estar en conexión con mi ser interior?

Nos conectamos por Whatsapp, Facebook, Instagram y nos gusta estar informados de lo que sucede en nuestro entorno. Nos comunicamos con todos, con los amigos del pasado y el presente, con clientes, con nuestros familiares, con las personas que admiramos, como nuestro comediante o artista favorito.

Y ahora bien, ¿Te conectas con la persona más importante para ti? ¡Tú mismo!

Mantener una conexión con tu propio ser y tu esencia, significa aceptar tu propia historia tal cual es y cómo se presenta, darle tiempo, espacio a lo que sientes y cómo lo sientes.

Conectarte con tu yo interior es mantener ecuanimidad, honestidad y coherencia con lo que piensas y haces.

Escucharte y a la vez respetar el silencio interno, evitar irrumpirlo con pensamientos dañinos, observar con objetividad tu propio camino, con la finalidad de aceptarte e incluir cualquier transformación positiva en tu vida.

Te invito a reconocer las millones de formas de ser tú mismo, de sentirte bien en cualquier parte o situación donde te encuentres. Conocer nuevas realidades, de sentir calma con tu respiración y nada más. Sentir goce por lo esencial y maravilloso, como la brisa, las estrellas, el cielo, el aire que sientes rozar cuando caminas.

¡Conéctate con tu yo interior! y sentirás respeto por tu propio proceso y el de los demás, sin juicios, críticas, llanto ni dolor.

Cómo conectar con tu yo interior

¡Adiós Ego!

Cuando llegamos a edad adulta lo hacemos con ciertas identificaciones, gustos, apegos, percepciones de lo bueno y lo malo del mundo, de los modelos a seguir y cuáles no.

Obedecemos a un nombre, a una religión, a un hilo de pensamiento. No cuestionamos lo que vivimos y cómo lo vivimos, solo actuamos en automático, lo aprendimos de pequeños. ¡Solo obedecemos!

Por inseguridades y miedos al rechazo, al conflicto, a la perdida de amor, nos ponemos la mejor máscara del ego. Como mencionamos anteriormente, el ego “nos ha protegido durante toda nuestra vida”. Al identificar cuando actuamos con ego, empezamos a analizarlo y cuestionarlo.

¡Tú eres valioso! No permitas que tu ego ensombrezca tu esencia, tu verdadero ser.

Comienza desde hoy a analizar tu historia y a cuestionar todos los patrones y prejuicios que nos fueron impuestos desde niños.

La intuición es tu mejor aliada

Muy probablemente te ha pasado muchas veces que estás en un lugar e inmediatamente quieres irte, o cuando conoces a alguien y sientes que algo va mal con esa persona, no termina de simpatizarte y al final termina ocurriendo que efectivamente esa pequeña voz o sentimiento tenía razón.

Esa pequeña voz, sentimiento, sensación, sentir, palpito, presentimiento, es tu intuición, es aquella que realmente te guía al bienestar, si aprendes a escucharla.

Pasos para aprender a escuchar y confiar en tu intuición.

  1. Cierra los ojos y repite esta afirmación: “Me permito abrir mi ser ante la intuición y le doy cabida en mi cuerpo”
  2. Siente y ubica en que parte de tu cuerpo se encuentra situada esa sensación, por ejemplo puede estar en tu estómago, en tu pecho, en tus manos, o en algún otro lugar.
  3. Recuerda las situaciones de tu vida donde has sido guiado por la intuición.
  4. Desarrolla el poder de la intuición, no dejes que tus pensamientos y tu ego impidan que te guíe a plenitud.

Conecta con tu ser interior dándole entrada a tu vida a la intuición.

Tus propias experiencias son tu mapa

En cada emprendimiento, decisión o acción diaria, no permitas que las experiencias de los “otros” te impida realizar o hacer lo que desees. Guíate por las sensaciones gratificantes que has vivido y enfócate en tus metas y anhelos.

Todos hemos tenido miedo, angustia y ansiedad cuando vamos a realizar una nueva tarea o se avecina algún cambio, solo respira y actúa.

Recuerda que eres único, no una copia ejemplar

No tengas miedo de ser, experimentar, vivir, sentir. Cuando empiezas a sentir la conexión con tu propia esencia, es muy  probable que recibas críticas.

Ten presente que cada persona vive su propio proceso; siente amor y respeto por el tuyo y verás cómo empiezas a sentirlo por los demás.

Tu yo interior es como una pequeña planta… ¡Cuídala!

Tu yo interior requiere de cuidado, atención, amor. Riégalo día a día como lo harías con una pequeña planta, hasta que tome forma y logre una gran frondosidad en ti.

En vez de usar las redes sociales más de 2 horas al día, recuerda que tú eres el ser más importante y mereces de cuidado, cariño, abono, no permitas que se marchite y que tu ego entre a jugar un papel importante en la toma de decisiones y relaciones.

Resérvate un tiempo cada día (pueden ser 30 minutos antes de dormir o por las mañanas nada más despertarte) para estar contigo y regar a tu Yo interior.

¡No más ruido interno, externo ni toxicidad!

Somos consumidores de malas noticias, no te envenenes con información, videos o escritos que puedan generarte tensión, angustia y ansiedad ¡No te distraigas!

 ¡Tú eres importante! No le hagas daño a tu ser con el consumo de noticias e  información innecesaria.

Cuida el dar y el recibir, rodea tu vida con personas con la misma sintonía. Respetar el proceso del “otro” no quiere decir que permitirás que sus creencias, opiniones o pensamientos afecten tu camino a la conexión interna.

Si quieres eliminar la negatividad de tu vida, te dejo mi libro: Detox Emocional

blank
Escribir un diario emocional es una forma fantástica de conectar con tu Yo Interior

6 prácticas principales que te permitirán conectarte de forma plena con tu yo interior

Practica la meditación

La meditación es la mejor práctica que puedes realizar para conectarte con tu esencia.

Si tienes dudas o difieres de esta afirmación, no dejes de leer nuestro artículo anterior de ¡Cómo aprender a meditar y mantener el hábito!

Requiere de tiempo y dedicación, por lo mismo, los resultados y beneficios son innumerables.

Dale vida y forma a tu yo superior

Nuestro Yo superior es nuestra versión mejorada, es fuerte, sabio, compasivo, seguro, valiente, entusiasta, compasivo, alegre, vital, optimista.

Visualízalo y dale forma, puede ser un animal, una persona o tener cualquier forma que desees darle.

Es tu guía, tu guardián, tu apoyo emocional.

¡Escribe!

Anota tus pensamientos, sentimientos, reflexiones diarias, tómate un momento para escribir tu historia, dedícale tiempo y dale importancia a lo que vives.

De esta forma cada día irás tomando consciencia de tus pensamientos, emociones y sensaciones.

Ejercicios para realizar en tu cuaderno personal.

Contesta

¿Qué me hace sentir bien?

¿Qué me hace sentir mal?

  • Realiza una lista de las cosas o personas a quien debas agradecer.
  • Realiza una bitácora de actividades y sensaciones que hayas experimentado durante el día.
  • Describe a Yo superior.
  • Describe una lista de tus virtudes.

Gestiona tu tiempo

Al estar absorbidos con la rutina diaria, utilizamos el tiempo libre en evadir, olvidarnos de todo, vemos series, películas y no utilizamos el tiempo para  dedicarlo a nuestro crecimiento personal.

Disfruta del tiempo de calidad, agenda tus prioridades y necesidades, dedica tu tiempo libre a descansar y conectarte con tu Yo interior, realizando actividades que te mantengan en el presente.

¡Préstale atención a tus emociones, no las reprimas!

Para Conectar con tu yo interior, es necesario que le prestes atención a tus emociones, ellas son el indicador perfecto para empezar a conocernos.

¡Las emociones no nos hacen vulnerables! Reconocerlas, sentirlas y vivirlas  nos hacen aún más fuertes.

¡Las emociones no nos hacen vulnerables! Reconocerlas, sentirlas y vivirlas nos hacen aún más fuertes. Clic para tuitear

Permite que la tristeza, el miedo, la ira, fluyan de manera libre, reconocerlas  es necesario para tu bienestar.

Tu niño interior está pidiendo ayuda

Para mejorar nuestra autoestima, consolidar nuestra confianza y propiciar la adecuada conexión con nuestra esencia, debemos sanar partes de nuestra psique que desde pequeños fueron heridas.

¡Sí! Necesitas escuchar a quien dentro de ti está gritando, me refiero a nuestro niño interior.

El niño que fuiste, nunca ha dejado de ser, tu cuerpo cambió, sin embargo en tu mente hay un espacio que ocupa tu niño interior.

Cuando crecemos y nos convertimos en adultos, nos olvidamos que fuimos unos niños creativos, traviesos, ingenuos, tiernos y dispuestos a aprender; de igual forma nos olvidamos que también sufrimos de heridas emocionales que están allí presentes, no se han ido, solo las hemos reprimido con nuestro afán de querer ser grandes.

blank
Cómo sanar a tu niño interior

¿Cómo sanar a nuestro niño interior?

Aquí te dejo unos cuantos ejercicios prácticos.

Visualiza:

  • Cierra los ojos, respira profundo, luego retienes e inhalas en tres repeticiones, concentra tu atención solo en el aire que entra y sale sin forzar la respiración.
  • Visualiza tu ser como un niño, escoge la edad que prefieras, identifica que edad tienes, detalla que ropa llevas, cuáles son tus rasgos físicos.
  • Imagina cada detalle de lo que hacías a esa edad, cómo jugabas, cómo hablabas, cómo era tu mundo a solas sin la tutela de tus padres.
  • Identifica como es la habitación donde te encuentras.
  • Imagina tu cuerpo, tu ser de adulto y en la actualidad, visualiza entrar a ese mismo cuarto y encontrar a tu niño triste, llorando en un rincón.

¡Acaricia y dale amor a tu niño!

  • Abraza a tu niño, conversa con él, dile lo mucho que lo amas y que  quieres hacer las paces con él. Perdónate por dejarlo solo y abandonado, dale protección, apoyo.
  • Trátalo como te hubiese gustado que te tratasen de niño.
  • Coméntale lo mucho que lo quieres y que a partir de este momento estará a salvo.
  • Juega con él.

Al realizar este ejercicio notarás una gran paz, alivio, conciliación con tu propio ser; ya no hay nadie en el mundo que pueda hacerte daño, porque tú no te permites hacerte daño.

¡Tú eres la persona más importante de tu vida!

No lo olvides.

No permitas que las obligaciones, las cuentas, los problemas, preocupaciones, la situación mundial, te afecten.

Escúchate, sigue tu intuición, hay un ser maravilloso esperando conectarse y fluir tu esencia.

Recuerda ¡No estás solo! Si necesitas ayuda para esta transformación, únete al programa «Recupera el Control de Tu Vida» que te ayudará a re-conectar con tu Yo Esencial.

blank

Dejar respuesta

Por favor, déjame tu comentario
Por favor, escribe tu nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.