El efecto pigmalión

Estás harto de escuchar “Cree en ti”, pero es que es la verdad. Si crees en ti, lo lograrás todo.

Déjame explicarme.

Existen dos conceptos que aprendí en mi carrera de Psicología y que he comprobado que funcionan durante toda mi vida.  Te presento a el Efecto Pigmalión y a la Profecía Autocumplida.

El Efecto Pigmalión

Es un fenómeno producido cuando las creencias o pensamientos de una persona influyen en la conducta o resultados de otra. Es un término que se adoptó de un mito griego.

Pigmalión era un escultor que se enamoró de una de sus creaciones, Galatea. Le dedicó tanto amor y tanto cariño a la escultura que era perfecta. Afrodita, diosa de la belleza, se sintió tan abrumada por la devoción de Pigmalión que le concedió vida a Galatea, convirtiéndose así en una mujer de carne y hueso.

Las expectativas y creencias de Pigmalión hacia esa escultura hicieron que fuera real. Evidentemente es un mito, pero de ahí han cogido el nombre investigadores de psicología y pedagogía para identificar un fenómeno que se produce en el ámbito educativo, social y laboral.

El efecto Pigmalión ocurre cuando por ejemplo un padre piensa que su hijo se va a caer del árbol, y no deja de pensarlo. Acaba por transmitirle ese miedo e inquietudes a su hijo y acaba por caerse. “¿Ves? Te dije que te ibas a caer”.

Por ejemplo también ocurre en la empresa, cuando todo el mundo de la oficina piensa que Fulanito es un vago y que no hace nada, acaban por reducir a Fulanito a la nada, y acaba, evidentemente por no hacer nada.

Pero lo bueno es que también funciona a la inversa. Si tengo pensamientos positivos y empoderadores hacia mi hijo y pienso y creo firmemente en que va a poder convertirse en quien quiera en la vida, le estoy dando el poder y la energía para que lo consiga. Y en el ámbito laboral, si el jefe tiene buenas expectativas y pensamientos hacia un empleado, éste último acaba desarrollándose de mejor manera dentro de la empresa.

La profecía autocumplida

El Efecto Pigmalión se relaciona íntimamente con la Profecía autocumplida. Esto lo han estudiado investigadores como Rosenthal y Jacobson.  La profecía autocumplida es una creencia o pensamiento que acaba por desencadenar conductas que propician que esa creencia sea cierta, cumpliéndose así lo que se pensaba en el inicio.

Si quieres ver cómo fue el experimento, puedes ver este vídeo.

A esto me refiero cuando digo que si crees en ti, puedes lograr lo que te propongas. Además, te invito a leer este otro artículo que habla sobre el Efecto Pigmalión y la Profecía autocumplida.

“La mayor magia es creer en ti, si lo haces, no hay nada que no puedas hacer”.

Comienza desde hoy a vivir la vida que te mereces. Be Fullness Now!

2 Comentarios

  1. Ana, es muy posible eso que dices. El efecto pigmalión se utiliza en distintos ambientes de la sociedad (en empresas también, obviamente). Pero ahora que lo conoces, puedes detectarlo y saber que tú no vas a pasar por el aro 😉

    Para una novela me encantaría leerlo 😀

    Abrazos y que la vuelta al cole vaya genial.

  2. Muy interesante el estudio realizado sobre el Efecto Pigmalión en el mundo educativo. Estoy bastante de acuerdo con lo que se dice en él. Lo he vivido en primera personal.

    Pero de momento me quedo con dos ideas sobre el uso del Efecto Pigmalión al margen del sistema educativo.

    1. No me extrañaría, de hecho empiezo sospecharlo con vehemencia que es así, que éste sea un recurso estudiado por los equipos directivos de las empresas y utilizado desde un punto de vista negativo para realizar presión sobre empleados díscolos o que no interesan por alguna razón.

    2. El Efecto Pigmalión, bien planificado, puede dar muuuuucho juego en una novela. Lo sé, Ana: esto ya es deformación “profesional”, jajaja. Y en el punto 1 hay algo de “deformación” personal. Empiezo a ver ciertos comportamientos y actitudes de mi entorno de trabajo como una expresión directa del Efecto Pigmalión.

    Escueto, pero interestantísimo artículo. Creo que le voy a sacar bastante jugo 😉

    Un abrazo.

Dejar respuesta

Por favor, déjame tu comentario
Por favor, escribe tu nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.