vencer-la-incertidumbre

Es una pregunta muy común: ¿es posible aceptar la incertidumbre? Y si se puede, ¿cómo se hace?

La respuesta, como todo en esta vida,  no es sencilla y requiere de esfuerzo. Nadie nos enseñó a tolerar la frustración, el miedo a lo desconocido, esa resistencia al cambio… Sin embargo, existen ciertas claves que puedes adoptar para superar la incertidumbre y vencerla de una vez por todas.

 

Pero ¿qué es la incertidumbre?

La incertidumbre es ese estado en el que te encuentras cuando no sabes qué va a pasar, si va a ocurrir tal o cual situación, o cuando estás a expensas de otra u otras personas. En definitiva, cuando tienes miedo de lo que pueda ocurrir. Por ejemplo, te ocurre cuando estás esperando la nota de una oposición, o cuando sabes que tendrás que exponer tus resultados a tu jefe pero aún no sabes si además estará un comité ejecutivo.

La incertidumbre se caracteriza por un sentimiento de desasosiego, de “no caber en ti”, de preocupación, de estrés y hasta incluso pavor. No es una emoción, es un sentimiento (una emoción más mantenida en el tiempo) que está muy ligado al miedo. Es, por así decirlo, un miedo mantenido. Al no ser una emoción, debes plantarle cara antes de que se ponga a campar por sus anchas y se vuelva crónica en ti. Pero sobre todo, necesitas saber cómo combatirla porque en tu vida te tocará vivir muchas situaciones en las que sufrirás incertidumbre, y necesitas afrontarla de una forma más sana.

Además, vivimos en la época de la inmediatez, donde todo lo que quiero lo obtengo al segundo (o antes).

¿Quiero saber cuál es la capital de Mauritania? Lo busco en mi smartphone (que ya podrías aprovecharlo para otra cosas más productivas). ¿Quiero saber el nombre del actor que interpreta a John Snow en Juego de Tronos? Directa que voy a wikipedia o a IMDB. Y como estos ejemplos, miles.

Apúntate y llévate mi guía gratis 
para empezar a
dominar tus emociones

Tampoco nos ayuda la sociedad que cambia continuamente. Cambian las modas, cambian el sistema educativo, cambia la economía, cambia nuestra situación laboral… Tan pronto tienes una casa, un coche y un chalé en la sierra como al día siguiente tienes que afrontar un despido y un posible embargo. ¿Significa eso que tenemos que vivir siempre con el “pie echado”? No, para nada, pero tampoco quiero que vivamos en los mundos de Yupi. La vida es la que es y no podemos hacer nada, pero sí podemos decidir cómo nos enfrentamos a ella.

¿Cómo aceptar la incertidumbre?

Se puede. Mucha gente lo ha hecho y lo sigue haciendo. Sin embargo, la pregunta que nos hacemos siempre es: “¿Pero podré vencerla yo?”

No nos sirve que otros lo hayan hecho. Bueno, nos sirve pero a medias. Queremos soluciones a nuestros problemas y las queremos ya (como decía al principio). Evidentemente, esto muestra una tolerancia cero a la incertidumbre 🙂

Recapitulando: quieres vivir con incertidumbre pero no quieres “esperar” a que la solución haga efecto. Quieres dejar de sufrir, dejar de “temer al mañana”, dejar de sentir desasosiego, quieres ser fuerte HOY.

Pues estás de enhorabuena, porque precisamente HOY es cuando vas a cambiar.

Me toca a mí decirte que la única forma de superar la incertidumbre es cambiar tu forma de pensar y de actuar. Y es que esta es la principal diferencia entre aquellos que consiguen lo que quieren y los que no hacen nada. Todo es cuestión de ver las cosas de distinta manera. Si quieres cambiar algo, te toca moverte y cambiarlo tú mismo.

Entonces ¿Cómo afrontar la incertidumbre?

La clave está en cambiar la perspectiva, tomar distancia y todo cambiará de forma. La incertidumbre desaparecerá en cuanto sigas estos pasos de mi técnica take-away diseñada especialmente para aceptar y vivir con incertidumbre. ¡Ponla en marcha hoy y vive tu proceso de cambio!

take awayMi técnica take-away:
Aceptar la incertidumbre

1. Los errores son humanos

Todo el mundo falla. Hasta aquellas personas que admiras y todas las que han triunfado fallan (y han fallado antes de llegar a la cima). Precisamente las personas de éxito han tenido éxito porque se han arriesgado, han afrontado situaciones de incertidumbre y las han vencido. ¿Es porque son distintos? ¿Son especiales? No, es porque en su vida no se han achantado y le han echado cojones a las situaciones (perdón por la expresión). No temas fallar, no temas errar. Todo forma parte del proceso y de la vida para que luego mires atrás y pienses “todo ese camino lo he recorrido yo, y es el camino que me ha traído hasta donde estoy hoy”.

2. Los superhéroes no existen

Deja de pensar que llegará alguien a salvarte, que llegará el día en el que todo mejore, que algo o alguien vendrá y te salvará de tu vida de mierda. O que te tocará la lotería, o que te encuentres un fajo de billetes en la calle… Lo siento, pero los superhéroes no existen, ni los milagros. Si quieres conseguir algo, tienes que hacerlo tú. Sé tu propio superhéroe, sálvate y vive la vida que mereces. Toma las riendas de tu vida, domina tus emociones 

3. No huyas y toma decisiones

No consigues nada dejando para mañana tus decisiones importantes. Lo único que logras es que mañana esa preocupación, tarea o problema sea mayor. Hoy es el mejor día para hacer todo cuanto tienes que hacer. Te invito a que dejes de pensar demasiado y te pongas a actuar. Si te pones en marcha hacia tus metas, todo empieza a rodar y a cobrar sentido. La incertidumbre desaparecerá porque sabes cuál es tu futuro y sabes cuál es tu meta.

4. Vive el presente

Disfruta del día a día, de los pequeños momentos, ten un día pleno… en definitiva, sé más feliz. Si tiene que llegar algo, llegará. Prepárate, pero no vivas obsesionado con su llegada, porque si al final no ocurre lo que esperabas, perdiste tu presente preocupándote por algo imaginario. Vive el presente, hazme caso, y disfruta más de la vida.

Espero haberte ayudado. Si tienes cualquier duda o consulta ponte en contacto conmigo o escríbeme abajo en los comentarios.