En mi blog hablo de inteligencia emocional y cómo aplicarla en tu vida. Pero nunca he profundizado tanto en las emociones mal gestionadas como lo hace Mª Pilar Sánchez con su escucha biológica.

Y dirás… ¿qué es la escucha biológica? Bueno, pues nada más y nada menos que escucharnos a nosotros mismos y ver dónde están esos posibles efectos de las emociones en nuestro cuerpo.

Siempre digo que las emociones se manifiestan a 3 niveles: físico, cognitivo y conductual. En esta entrevista hablaremos de qué ocurre cuando hay estímulos estresantes que no sabemos afrontar y cómo nos ayuda la biología a aceptarlos o a “asimilarlos”.

Cuidado, es posible que tu mentalidad cambie después de ver esta entrevista. ¡Te he avisado!

Te dejo con la entrevista y con Mª Pilar, de la que tú también te enamorarás. ¡Dale al Play!

Contenido de la entrevista

0.45: Presentación.

Mª Pilar Sánchez es una terapeuta que trabaja las emociones de una manera muy peculiar. Su historia tiene mucha miga. ¡Empezamos!

“Yo tenía una vida muy normal, muy estructurada… pero enfermé, y enfermé mucho. Me diagnostican fibromialgia, fatiga crónica, hipotiroidismo, asma…

Fui al médico (HAY QUE IR, PRIMERO DE NADA), y fue bastante desesperanzador, porque un médico me dijo que me comprar una silla de ruedas y que me iba a quedar “tontita”. Y fíjate dónde estoy ahora, corriendo medias maratones.

Para mí fue un momento muy crítico, cuidé la alimentación y miré muchas alternativas. Me atrae el tema mental así que llegué a las manos de alguien que me dijo que había una conexión entre lo que piensas, lo que sientes y haces hay un desorden brutal.

Escucha biológica: entre lo que piensas, lo que sientes y lo que haces hay un desorden brutal Clic para tuitear
Le hice caso y encontré la escucha biológica. Escuché al cuerpo.

Nos venden que la enfermedad nos cae directamente, pero no nos paramos a pensar en cómo gestionamos nuestro día a día. No pensamos en el estrés.

Está el estrés positivo y el estrés negativo. ¿A quién no le sale una dermatitis o un grano antes de un evento importante: boda, conferencia…? Pues desde eso, hasta una enfermedad muy grave, debemos escuchar nuestro cuerpo.

La enfermedad tiene una parte emocional a la que no le prestamos atención. Cuando hay un pensamiento negativo que se acompaña con emociones negativas… nuestro estrés se eleva demasiado, poniéndose a un nivel que es imposible de manejar.

¿Cuántas veces has salido a la calle con tu cuerpo pero sin tus pensamientos? ¡Es importante! Clic para tuitear

7.25: Cuando el estrés se eleva por encima de nuestro límite superior tolerable, se encienden las alarmas de nuestro cuerpo y nuestra biología alivia ese estrés emocional negativo a través del cuerpo. ¡Nuestra biología quiere que sobrevivamos!

Nuestro cuerpo es la evolución de la adaptación a situaciones de supervivencia. Todo nuestro cuerpo tiene memoria y se adapta. Dependiendo del pensamiento y de la emoción a la que se une, el cuerpo lo interpreta de una forma o de otra.

10.00: ¿Para qué nos sirve escuchar al cuerpo?

Las mujeres en concreto (que somos las que estamos más unidas al estrés autoimpuesto), nos acabamos olvidando de nosotras mismas y nos alejamos de esa escucha biológica. Cuando tienes una pequeña migraña, hipotiroidismo… cuando tienes alguna enfermedad que te tomas una pastilla y piensas que no estás tan mal, bueno, escúchate. Porque cuando lo que quieres es ser más dueña de tu vida y de tu realidad, el cuerpo te está ofreciendo unas oportunidades fantásticas.

12.48:  ¿Cómo se hace la escucha biológica? Primero tenemos que ser conscientes de esas emociones desagradables.

  1. Tienes un síntoma: ¿desde cuándo tienes el síntoma?
  2. Profundiza: ¿qué estaba pasando en tu vida en ese momento?  Posiblemente esté asociado a un evento traumático.
  3. Busca el bioshock: No solo vamos a pensar en hechos muy graves y desestabilizantes, también valen pequeños eventos.

Bioschock: es un evento o suceso desestabilizante (que te pilla por sorpresa) de cierto tono dramático que lo vivimos en soledad y para el que pensamos que no hay solución.

Bioshock: evento desestabilizante + tono dramático + lo vives en soledad + piensas que no hay solución Clic para tuitear

Mis propios ejemplos de bioshock, para que sepáis lo que es:

Mi madre fue a una revisión al médico y le dijeron que podía haber problemas. Me lo dijo y yo lo viví como un misil, me pilló desprevenida, de carácter dramático, lo viví en soledad y pensaba que no tenía solución. Me lo tragué. Tras eso, yo me forcé a ser positiva y no di espacio a esa emoción.

18.08: Lo primero que propongo para empezar el camino de la escucha biológica es encontrar ese bioshock.

Posiblemente sea complicado de encontrar porque nuestra mente nos protege y no quiere que lo recordemos y quizá lo veas como algo muy superficial. También hay una segunda opción, que sea un “gota a gota”, esto es como si todos los días vives algo de un tono negativo y se va sumando, y llega la gota que colma el vaso.

Cuando no encuentres tu bioshock, quizá lo que hayas tenido es una situación “gota a gota”, viviendo todos los días lo mismo, repitiéndose el mismo evento negativo.

20.50: Qué hacemos cuando tengamos el bioshock

  1. Reconocer la emoción. Puede ser: miedo, rabia, asco o tristeza.
  2. Si yo puedo reconocer alguna de esas 4 que estén ancladas a ese bioshock, lo siguiente es ponerlo en palabras. Este paso es complicadísimo porque tú quieres evitar conectar con esa situación y volver a revivirlo todo. Si te cuesta, piensa: ¿Qué pasó y no dijiste?
  3. Vacíate de esa emoción bloqueada, congelada, y tu cabeza hará “reset”. Al hablarlo, reducimos ese estrés negativo.
Escucha biológica: Pon en palabras todo aquello que pasó y no dijiste Clic para tuitear

25.55: ¿Y qué pasa con el síntoma?

El síntoma es el aviso que nos da el cuerpo de que el nivel de estrés negativo es alto. Tu biología no entiende que una pastilla te vaya a quitar tus problemas, su idea es que bajando el estrés al cuerpo tú te escuches y resuelvas esa emoción. Si tu cuerpo reacciona y tiene un síntoma, la idea es que escuches a tu cuerpo y sepas que tienes que resolver esa situación estresante. Si tu cuerpo te avisa de algo es porque tiene previsto que no ha sido capaz de gestionar la situación estresante cuando ocurrió, pero te manda un aviso más alto y cuando nuestra sordera emocional es tan grande, nos avisa con un síntoma. La molestia cada vez es mayor.

Si no hacemos caso al cuerpo, el cuerpo habla más alto. ¿Te ha ocurrido eso de “el cuerpo me ha dicho que pare”? Pues son avisos que te da el cuerpo.

Cuando la mete se satura (estrés), la manda al cuerpo para que conectando con el cuerpo, lleguemos a solucionar esa situación que pasó y nos desestabilizó en su momento.

29.45:  El cuerpo tiene una lógica. Cuando se rompe la armonía del cuerpo es por algo. Posiblemente el desencadenante de ese síntoma es el estrés con el que estamos viviendo la situación.

A más estrés, más síntoma.  A menos estrés, menos síntoma.

¿Cuál es el punto positivo de todo esto? Que sabrás qué hacer cuando tengas un síntoma. Serás más consciente de tu cuerpo y por tanto, de tu vida en general.

32.07: La escucha biológica es una herramienta de conocimiento muy profundo. Así podré darme cuenta qué situaciones son las que me alteran y tengo que solucionar. Si yo sé que cuando me callo cosas tengo dolor de garganta, cada vez que tenga un dolor de garganta iré a buscar qué situación es la que tengo que solucionar. Posiblemente sea porque en casa te han educado a “no lleves la contraria a nadie”.

34.20: Te vas dando cuenta de que incluso las cosas más pequeñas te pueden afectar. ¡Y no pasa nada! Ahora tienes la capacidad de sufrir menos.  Es como tener inteligencia emocional. Tener inteligencia emocional no es no tener emociones negativas, es más bien saber sobresalir de esas situaciones de una manera más saludable (y pasar menos rato sufriendo).

36.00: Hay una cosa que a mí me ayudó mucho a quitar esa superstición a la enfermedad. Siempre hay que ir al médico, pero también tenemos esta herramienta maravillosa que es la escucha biológica para reducir la enfermedad (igual que comemos más saludablemente). Todo suma.

Yo escucho mi cuerpo, tomo decisiones cada día para estar bien y disfruto de la vida Clic para tuitear

Más sobre Mª Pilar Sánchez

Descárgate el regalo que tiene para ti: ¡REGALO!

Si quieres saber más sobre estrés emocional y sobre escucha biológica, visita su web: EscuchaBiologica.com

Síguela en Facebook, Twitter e Instragram.