Cómo liderar emocionalmente para tener equipos felices teletrabajando

¿Tu equipo es nuevo en el teletrabajo? Bien, entonces permite qué te pregunte, ¿Cómo lleváis la gestión y cómo de bien funcionáis?

La situación de confinamiento que ha causado la cuarentena por la COVID-19 le ha dado un vuelco radical a nuestro día a día.

Uno de los cambios más importantes se ve en el ámbito profesional, donde nos ha tocado migrar de la oficina a casa, y nos hemos visto inmersos en una dinámica que necesita de adaptación y un cambio de mentalidad.

equipos felices y eficaces con teletrabajo

Los desafíos del teletrabajo

Sin dejar de lado sus ventajas, el teletrabajo supone un triple desafío:

  • Conciliar la vida laboral y la personal en un mismo entorno.
  • Adaptarse a una nueva manera de organizarse y trabajar.
  • Mantener el nivel de motivación y productividad, evitando problemas de salud mental

En este contexto, el papel de los líderes se ha vuelto crucial para mantener la felicidad de sus equipos.

Y cualidades como adaptabilidad, empatía y comunicación se convierten en habilidades vehiculares e imprescindibles ante este nuevo escenario.

Vamos a ver primero los retos del trabajo en remoto para el liderazgo y luego varias técnicas de liderazgo emocional que puedes aplicar.

Los retos del liderazgo en tiempos de teletrabajo 

La conducción de los equipos de trabajo se ha visto afectada por las limitaciones que supone no poder compartir el mismo espacio físico.

Aunque los avances tecnológicos, el rápido proceso de adaptación y el auge de las profesiones digitales han labrado el terreno, aún hay ciertos puntos donde poner el foco a la hora de gestionar el trabajo en remoto.

Directores, líderes y gerentes deben prestar especial atención a ellos para lograr gestionarlos de la mejor manera posible.

Afrontar la percepción de aislamiento

El trabajo no es solo una dinámica productiva, sino que tradicionalmente ha sido un espacio de socialización.

Al fin y al cabo, las personas somos seres sociales, y el contacto es básico para nuestro bienestar emocional.

Pero con el trabajo remoto se pierde la posibilidad de interactuar y compartir momentos con los compañeros/as.

Con ello, aumenta la sensación de aislamiento, estrés y ansiedad.

Aunque esta situación ha generado oportunidades y son muchos los que han aprovechado el momento para emprender y dedicarse a proyectos propios, el peso de la soledad es una de las grandes consecuencias de esta crisis. 

Hacer el seguimiento oportuno

El teletrabajo genera la necesidad de hacer un nuevo tipo de seguimiento del equipo.

Guiar al equipo. estar al día de lo que hace cada uno y evaluar el desempeño y los resultados son, en estos momentos, los grandes retos del liderazgo.

La misión del líder es encontrar un equilibrio entre estar informado y al día y ofrecer la suficiente autonomía y confianza al trabajador.

Y para ello quiero hablarte de dos herramientas clave: las reuniones virtuales y la gestión por proyectos.

  • Reuniones virtuales

El número de encuentros y reuniones virtuales ha aumentado mucho.

Esto genera, a menudo, reuniones innecesarias, repetitivas y las ya conocidas como las robatiempos. 

Cada empresa debe adaptar los encuentros a sus propios parámetros y necesidades. Hay que tener reuniones que sean muy operativas.

Para ello es clave definir las métricas que se tienen revisar, los puntos a abordar y el límite de tiempo, para que estas reuniones no se conviertan en algo sin sentido.

  • Gestión por proyectos

Las metodologías ágiles y la gestión de proyectos son una excelente manera de tener a un equipo en remoto trabajando de manera coordinada y eficiente.

Para ello es conveniente contar con software de gestión de proyectos como Clickup, Asana o Trello, que ayudará a que cada miembro del equipo tenga claro lo que tiene que hacer en cada momento.

Incluir a nuevos miembros: onboarding en remoto

La llegada de una nueva persona al equipo siempre supone un reto para el coordinador.

Este debe asegurarse de que comprenda los objetivos, los procesos y la dinámica de trabajo, además de integrarse con el resto de los miembros del grupo.

Cuando la gestión es virtual, la tarea de incorporación se hace más difícil, pero de ella depende el compromiso y la implicación del nuevo integrante.

Estrategias como asignar un compañero para guiarlo o entregar un documento informativo o kit de bienvenida ayudarán a acortar el camino de adaptación.

Prácticas de liderazgo emocional para gestionar equipos de teletrabajo

Para hacer frente a los retos que supone el teletrabajo, los líderes deben ser más flexibles y empáticos que nunca.

Aplicar estrategias de liderazgo emocional permite mejorar el desempeño de sus trabajadores y mantener la productividad sin descuidar su bienestar. Revisamos algunas de las más importantes.

Feedback constante

La falta de contacto directo puede hacer que la comunicación se reduzca, dejando de lado el feedback. Este es un factor clave para que los colaboradores se mantengan motivados y nutre la relación entre ellos y el líder del equipo. 

La evaluación debe ser honesta y equilibrada, resaltando primero los puntos favorables, pero sin dejar de mencionar aquellas áreas que se puedan mejorar.

De esta forma, el trabajador sabrá cómo le valoran, tendrá claro lo que se espera de él y podrá corregir sus fallos y desarrollar sus fortalezas.

Impulso de la autogestión y la inteligencia colaborativa

Lejos de querer dirigir la línea de acción en cada proyecto, el líder debe centrarse en delegar de forma eficiente e incentivar la autogestión y la participación de todos.

Esto no solo le ayuda a distribuir su carga de trabajo, sino que también mantiene la motivación y la proactividad. 

La autogestión ofrece a los trabajadores la autonomía necesaria para tomar decisiones en las áreas que les competen.

De esta forma, las personas están más involucradas y dispuestas a expresar sus ideas y aportar soluciones. Al final del día, se traduce en mayor productividad y mejores resultados.

Y fomenta la inteligencia colaborativa dentro de la organización: organizaciones horizontales en las que la interacción del conocimiento y las habilidades de sus miembros potencia la capacidad del conjunto.

Actividades de esparcimiento

Las actividades recreativas dentro de las empresas son una forma de mejorar el clima laboral y fomentar un entorno más positivo.

Aunque el teletrabajo dificulta la tarea, todavía es posible planificar y tener momentos de esparcimiento a través de las pantallas.

Torneos de juegos en línea, formaciones gratuitas sobre temas no laborales o dinámicas de equipo como 15 minutos de café virtual diario, son solo algunas de las posibilidades que los líderes pueden tener en cuenta.

Cualquier elección ayudará a reducir tensiones, aumentar la disposición de los colaboradores y motivarlos a mejorar su desempeño.

Comunicación asertiva 

La comunicación es la pieza central a la hora de dirigir, y en estos momentos se debe cuidar especialmente que sea tan efectiva como asertiva.

La pantalla es un medio más frío y no cuidar la asertividad puede generar problemas soterrados que luego estallan.

El enfoque no solo está en transmitir un mensaje, sino también en hacerlo de forma clara, respetuosa y oportuna.

Un líder asertivo sabe adaptarse a su interlocutor y buscar el equilibrio entre expresar sus ideas y dejar que los demás participen con las suyas, realizando críticas y elogios por igual.

De esta forma se logra llegar a acuerdos e ideas beneficiosas para todos los miembros, y, por tanto, para la organización.

Inteligencia emocional

El concepto de Inteligencia emocional, planteado por Daniel Goleman en el famoso libro que lleva el mismo nombre, hace referencia a los cinco elementos del desarrollo emocional.

Estos resultan imprescindibles para cualquier liderazgo que busque gestionar a su equipo de forma óptima.

  • La empatía es básica para comprender la situación individual por la que atraviesa cada persona. 
  • Con el autoconocimiento se pueden identificar los propios puntos fuertes y débiles.
  • La automotivación lleva a afrontar con entusiasmo el día a día, aun en circunstancias adversas.
  • El autocontrol ayuda a contener impulsos que puedan ser perjudiciales.
  • Las habilidades sociales son fundamentales para cultivar relaciones sanas y provechosas para todas las partes.

Promover un entorno laboral positivo en medio de la pandemia no es tarea fácil, pero tampoco imposible.

El liderazgo adquiere un papel protagonista y debe mantenerse al día para aplicar herramientas y técnicas que le permitan conservar la implicación de los equipos de trabajo y cuidad de su bienestar emocional.

Más sobre el autor

Javier Santos Pascualena

Soy CEO de Mentoring Negocios y socio fundador de Infoautónomos. Ayudo a profesionales y pymes a crear y consolidar negocios online escalables para vivir como realmente quieren. Te invito a seguirme en MentoringNegocions.com y a ver mi masterclass “Las 12 claves de los negocios online”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba
Descarga la guía Gratis

Rueda de la Vida

Descubre este sencillo ejercicio para empiezar a vivir plenamente