Saltar al contenido

Quién eres y a qué has venido

Mision y Vision

Muchas veces, sobre todo a cierta edad, te planteas quién eres y qué haces en este mundo. Es normal plantearse estas cuestiones porque somos seres racionales y porque vivimos una vida llena de experiencias que o bien vibran o chocan con lo que somos en realidad. Y esto es bueno, porque necesitamos la realidad, necesitamos la vida para saber qué hemos venido a hacer y qué queremos hacer.

MISIÓN Y VISIÓN

En el argot de empresas se usan dos términos para determinar lo que acabamos de decir. Se usa el término “visión” para definir la huella que vas a dejar en el mundo, aquello que has venido a regalar con tu presencia, y se usa el término “misión” para definir aquello que haces o  vas a hacer para contribuir a que tu visión se haga realidad. En definitiva, si te dedicas a tu misión en esta vida, podrás dejar tras de ti una visión que llegará al mundo entero.

Be Fullness tiene su misión y su visión, y todos y cada uno de nosotros tenemos nuestra misión y visión determinadas para contribuir al mundo. Lo admito, a mí me costó un tiempo encontrar la mía, pero en cuanto tomé conciencia de ella,  la definí e hice de ella mi mantra, puedo asegurarte que vivo más coherente, más plena, más centrada. Ahora todo lo que hago tiene un para qué, tiene un propósito y está alineado conmigo misma.

¿CÓMO PUEDES SABER CUÁL ES TU MISIÓN Y TU VISIÓN?

Normalmente tu misión y tu visión están muy relacionadas, y ambas dos giran alrededor de tu pasión, de aquello con lo que fluyes, aquello que no te cuesta hacer y serías feliz haciendo toda tu vida.

Sin embargo, no podemos vivir todo el rato en esa nube de altruismo. Ir por ahí regalando tu misión y tu visión no te va a dar para pagar las facturas. Aquí entramos en una cuestión importante, que es encontrar el equilibrio entre lo que necesita tu cuerpo y lo que necesita tu “alma”. Tu cuerpo puede necesitar vivir en una ciudad abarrotada de gente, puede necesitar un coche para moverse y puede necesitar muchas otras cosas. Pero cumpliendo sólo con lo que quiere tu cuerpo no serás feliz, no te sentirás fullness (no sentirás plenitud). Y tu alma puede necesitar dar y dar, estar en  contacto con la naturaleza o estar rodeada de niños pequeños en Perú… pero si sólo cumples lo que necesita tu alma te morirás de hambre.

La idea es aunar tu misión y tu visión con lo que necesita tu alma y tu cuerpo. Si consigues encontrar el término medio, tras mucho meditar las cuestiones y pensar en ello, te aseguro que lograrás vivir plenamente. Así que te invito a ahondar en esos conceptos y lograr la plenitud (Be Fullness).

Descubre cómo vivir la vida sin negatividad

con mi segundo libro

chevron-circle-down