Mi historia

Mi historia

foto-ana-vicoHola, me llamo Ana Vico, soy psicóloga colegiada, coach y la creadora de Be Fullness.

Desde siempre me han interesado el poder de la mente y los pensamientos, por qué unas personas actúan de una forma y otras de otra…

Supongo que esto me viene porque soy melliza y mi hermano no se parece en nada a mí (ni yo a él). Es cierto que tenemos muchas cosas en común: cómo nos expresamos, nuestros gestos… pero siendo como somos, nacidos de los mismos padres, el mismo día, habiendo recibido la misma educación… ¿Cómo es posible que tengamos formas de ser tan distintas?

Todo esto sumado a que siempre he sido una persona altruista y he querido ayudar a los demás a ser felices, estudié la carrera de psicología. Más tarde estudié un máster de Coaching con Inteligencia Emocional, Mindfulness, PNL… y me lancé a emprender creando Be Fullness, mi proyecto personal en el que mezclo todo lo que sé para que las personas que me leen vivan más plenamente.

Pero esto no siempre ha sido así…

Yo también he estado muchas veces como seguramente estás tú: decaída, apagada, estresada, con la autoestima por los suelos…

Cuando me atacaban o me decían algo con la intención de menospreciarme e infravalorarme, lo conseguían.

Porque me afectaban mucho las opiniones de los demás.

Me sentía torpe, me sentía incapaz.

Ese sentimiento de incapacidad y dependencia de alguien no me trajo nada más que desgracias. porque no creía en mi potencial.

No creía en mi.

Y eso día tras día, año tras año, me hizo autoconvencerme que siempre sería así.

 

Durante muchos años facasaba intentando rechazar mis emociones, ocultarlas, en vez de entrenarlas y usarlas a mi favor. 

Cuando me levantaba por la mañana con el pie izquierdo, me acostaba con el pie izquierdo. ¡Todo ese día me salía al revés! Y seguro que a ti también te pasa.

Pues bien, ahora ya no es así. Yo no soy así. Y tú si quieres puedes lograrlo también.

Había sufrido, llorado, me había acobardado… pero al final lo logré. Tras muchos años de búsqueda interior, mis conocimientos de psicología, coaching y emociones y, también he de decirlo, después de darme unos cuantos golpes con la pared, supe aplicar una serie de técnicas y estrategias para mejorar mi inteligencia emocional y poder cambiar mi vida. Estos golpes que yo me dí espero ahorrártelos 😉

Entonces diseñé mi método de entrenamiento de las emociones

Ahora puedo cambiar y usar las emociones como yo quiera y necesite.

¿Qué hice? Utilicé como te he dicho todos mis conocimientos y experiencia y me las apliqué de la manera que voy a explicarte a ti.

Como resultado tienes a una persona que vive plenamente, que acepta sus limitaciones y valora sus talentos, que recoge sus emociones y no las oculta, que sabe comunicarse…

No soy perfecta (ni quiero serlo, sería muy aburrido), pero ahora sé afrontar las situaciones emocionales que antes me abatían. Me acepto y me quiero tal y como soy.

Puedes encontrar muchísima información sobre asertividad, inteligencia emocional, autoestima,… Ahora bien, yo te estoy ofreciendo mi sistema probado por mí, por mis clientes, y por las decenas de personas que han pasado por mis formaciones.

Tengo una gran cantidad de clientes satisfechos con mis servicios. Cuando yo implementé la solución en mí, experimenté un cambio brutal. Fue como si de repente me conociera profundamente y la Ana de antes fuera una total desconocida.

A partir de entonces comencé a escuchar a mis emociones, a afrontar mis miedos… ¡¡Aceptaba mis emociones!!

También aprendí a desligarme de aquellas personas tóxicas que me querían cortar las alas.

No me dejé vencer, sino que pensé en lo que yo quería y a donde quería llegar y puse en práctica lo aprendido durante mi vida.

Los beneficios que he logrado han sido múltiples: poder viajar sola y no morir en el intento, cumplir todos los objetivos que me he propuesto, iniciar Be Fullness y cambiarlo sin el miedo al fracaso (¡emprender! algo impensable hace años para mí), independizarme, ser más flexible y tolerar la incertidumbre entre muchas otras cosas.

Ahora si me levanto con el pie izquierdo o hay una situación que me altera, no dura más de los minutos que yo decida darle.

Mi vida después de decidir tomar las riendas, ha sido mucho más plena y consciente. A partir de ahora, sé dónde me dirijo. Sé que ese camino lo consigo yo. Y sé que lo que me digan, no me afectará más que lo que yo decida que me afecte.

Sé responder a los ataques que me hacen de una manera asertiva, sin faltarme el respeto a mí misma ni a los demás.

Pienso que mi historia y mi experiencia con clientes puede ser de mucha utilidad para personas como tú, y por eso quiero plantearte en el próximo correo cómo resolver tú también estos problemas.

Permanece atento mañana al correo. Te llegará la siguiente lección.

Sigue luchando por tus sueñosy nunca dejes de crecer.

Un abrazo

Ana Vico

Lo que estás leyendo forma parte de mi
MiniCurso "Gestión Emocional en 1 semana"
Apúntate aquí para suscribirte y recibirlo ¡Es gratis!