Vaya, es una lástima que te vayas, pero te deseo todo lo mejor.

¡Un abrazo y sigue viviendo plenamente!