Os presento a Álex, el autor de InteligenciaNarrativa.com

Es asesor de escritores y guionistas, les ayuda a alcanzar sus objetivos y metas literarias. Si te gusta leer, escribir, o te interesa la narrativa, no dudes en visitar su blogTe ayudará eficientemente y superarás bloqueos y barreras que creías infranqueables. ¡Es todo un genio en su trabajo!

El post de hoy corre de su cuenta. ¡Disfrutadlo!

El metodo Tolstoi Inteligencia Narrativa

No voy a formular la pregunta, porque la respuesta es obvia.

A todos nos gustaría tener una lámpara mágica que, al frotarla, apareciese un genio que cumpliese todos nuestros deseos.

Pero lo divertido de esta cuestión es que, aunque suene increíble, todos tenemos ya una lámpara mágica capaz de cumplir nuestros deseos. Se llama voluntad. Y lo único que necesitas para conseguir todo lo que anhelas, es frotar la lámpara.

La voluntad

Según el diccionario de la RAE, la voluntad es «la facultad de decidir y ordenar la propia conducta». Imagina ahora que eres dueño y señor de tu conducta, que todas tus acciones se desempeñan tal y como tú quieres, que no hay nada en tu vida que funcione mal, no hay nada en ti que cambiarías, porque controlas tu voluntad, controlas tu vida.

Lo controlas todo.

No importa qué problemas se te presenten, tú actuarás tal y como se debe actuar, afrontarás las dificultades con confianza y serenidad, porque nada escapa a tu control lo suficiente como para acelerarte.

Una historia real

León Tolstói, el afamado escritor ruso, se aplicó a sí mismo un sistema que, a día de hoy se interpretaría claramente como un proceso de Coaching. ¿Y por qué digo a día de hoy? Porque Tolstói vivió hace más de cien años, cuando el coaching ni siquiera era un rumor en el aire.

Es curioso como uno de los escritores más importantes de la literatura mundial y padre del realismo, no solo era un visionario en su campo, también visionaba la gran importancia de las emociones, de la fuerza de voluntad y del estar bien consigo mismo.

A pesar de que vivimos en un tiempo totalmente distinto al que vivió Tolstói, ahora es cuando esas carencias que reflejaba Tolstói en sus preocupaciones nos incumben más que nunca.

León Tolstói y su método

Con tan solo dieciocho años, Tolstói decidió redactar un diario al que llamó “Diario de las actividades diarias”. En él se comprometía a cambiar una serie de malos hábitos mediante un seguimiento diario reflejado en su diario. Y no solo eso, él debía rendir cuentas ante el papel como si éste fuese el juez de sus acciones, de modo que la responsabilidad ya no era solo para sí mismo, sino también para el diario.

Tostói quería mejorar como persona, quería borrar esos malos hábitos que no le gustaban de sí mismo.

¿Su truco? Mejorar la fuerza de voluntad.

Recordemos que estamos hablando de una de las figuras más importantes del mundo y que mayor repercusión ha generado, tanto en su tiempo como ahora. Este hecho invita a que, por lo menos, se tomen muy en serio sus consejos. Y es que el escritor, para más inri, sufrió enormemente a lo largo de su vida. Vivió experiencias que, para cualquiera de nosotros, supondrían un punto y final a nuestra historia. Pero él, siendo dueño de una voluntad majestuosa, pudo domar su conducta y enfrentar debidamente todos y cada uno de los problemas que la vida le iba imponiendo.

Su método funcionaba.

Hagamos nosotros lo mismo. Entrenemos nuestra fuerza de voluntad.

Para empezar, es tan sencillo como comprar un diario y en la primera página decirle al papel lo que queremos conseguir, como si ese montón de hojas fuese nuestro coach. Debemos reflejar claramente en qué queremos convertirnos y de qué malos hábitos queremos deshacernos.

Hecho esto, el resto del trabajo se presenta día a día. Siempre que vayas a incumplir tu palabra, piensa en tu diario, piensa en ti y en lo fuerte que es tu voluntad. Recuerda que cada noche tendrás una cita con el papel y deberás contarle todo lo que has hecho.

Haz que se sienta orgulloso de ti. Y esta vez no me refiero al diario, me refiero a ti. A tu yo del futuro. Quien leerá la primera página de ese viejo diario con nostalgia y dirá: lo conseguí.

Empieza hoy, frota la lámpara.

Alexei-

***

Espero que os haya gustado. A mí particularmente me ha encantado.

Más sobre Álex en su web InteligenciaNarrativa.com

Ahora, como sabes, me gusta dejarte con mi Take-Away para que pongas en marcha lo aprendido y veas cambios en tu vida. En este caso, Álex os lo ha dejado claro pero yo lo resumo:

take awayTécnica Take-away:

El método Tolstói

1. Compra un diario y en la primera página escribe bien grande  TU OBJETIVO.

2. Especifica claramente tu objetivo (ayúdate de mis 7 pasos para formular objetivos)

3. Define también en qué tipo de persona te quieres convertir, cuál sería tu vida con tu objetivo cumplido.

4. Cada día, escribe tus progresos y lo que has hecho, para que se cumpla tu objetivo marcado. Sólo tú tienes la clave.

Sigue luchando por tus sueños. Nos vemos en la cima.

Un abrazo.