Éste es un post invitado de Elena Pancorbo Altuna, una gran profesional del diseño y maquetación para profesionales del bienestar. Viene a hablarte sobre la psicología del color y de cómo podemos cambiar nuestro estado de ánimo usando los colores.

Sigue leyendo que te encantará.

La psicología del color

¿Sabías que el color tiene un efecto patente en nuestras emociones?

Si te dicen que ves el mundo de color de rosa seguro que eres una persona muy optimista.

Cuando hablamos del platónico príncipe azul, aludimos a esa pareja perfecta imaginaria que nos hará feliz.

Cómo cambiar tu estado de ánimo automáticamente usando los colores

La psicología del color es el significado emocional de una importante parte de lo que sientes.

Todos los seres humanos percibimos una reacción física ante la sensación que produce un color. Esto se refleja en nosotros sin que nos demos ni cuenta en nuestro lenguaje, cuando utilizamos los colores aportándoles un significado (como los dos ejemplos anteriores).

Esta interpretación de los colores es más general y está más determinado por la cultura en la que convives.

Lo curioso es cuando hablamos de las emociones y su relación con el color. La psicología del color y no la simbología del color.

Una cosa es la simbología del color y otra la psicología ¡Ojo! Clic para tuitear

Aquí todo cambia porque cada persona tiene sus propias percepciones sobre simpatías, antipatías, gustos o desagrados. Para gustos, ¡los colores!

La percepción de cada uno sobre el estado de ánimo que te provoca un color puede ir influenciado por muchos factores: tu ideología política, tus hábitos, tus relaciones, tu percepción sobre tu personalidad o hasta por tu cultura religiosa.

Metiéndome un poco en teoría, el fundamento base de la actual psicología del color fueron las investigaciones de Goethe (Johann Wolfgang von Goethe, científico alemán).

En 1810 publicó su Teoría del Color, en la que intentó deducir leyes de armonía e interpretación de los colores. Hizo una profunda investigación sobre cómo nos afectan los colores y el fenómeno subjetivo de la visión de cada uno.

Goethe quiso ir más allá y analizó el funcionamiento de nuestro sistema visual con la relación entre los colores: la complementariedad. Esa sensación entre colores la originamos cuando nuestra vista percibe estos colores, y no por cuestiones físicas relativas a la luz que incide sobre los objetos.

Habló de la luz por su influencia en todo ser vivo. La luz es el elemento esencial para que veamos un color.

¿Cómo nos influyen los colores?

Cuando hablamos de Psicología del Color también es muy curioso echar un ojo a cómo influye la luz en los seres humanos.

Yo estuve dos años viviendo en Alemania y el sol se ve muy pocas veces al año. Los alemanes en general son más fríos que los españoles, e incluso puede que más pesimistas.

Muchos de los residentes en países nórdicos como Alemania, Holanda o Noruega sufren el llamado “Trastorno Afectivo Estacional”, un trastorno creado por un desequilibrio bioquímico en el hipotálamo por la falta de luz del sol.

Son personas que sufren trastornos de sueño y depresión. Puede que éste sea uno de los motivos por los que en nuestra cultura se asocian las tonalidades azules y violetas con la Tristeza.

Como sabrás después de haber leído el post de Ana con el análisis de Inside Out (Del Revés), hay 6 emociones básicas.

Pero en la película aparecen 5 y falta Sorpresa, como bien explica Ana en su artículo.

 

Colores y Emociones en la película de Inside Out (Del Revés)

Cada uno de los personajes de la película tiene un color que los caracteriza:

  • Alegría: Amarillo.

La figura protagonista de la película a la que se le asocia este color por sus connotaciones positivas.

Representa la luz radiante del sol, el estímulo del entusiasmo. Era la felicidad en la niña y es la primera emoción que aflora en ella cuando nace.

  • Asco: Verde.

A este personaje se le han asociado los conceptos negativos de la interpretación común del verde; la envidia, lo venenoso, el egoísmo.

  • Tristeza: Azul.

El personaje Tristeza es la más tranquila del grupo, su color nos revela aspectos negativos del azul como la melancolía, el descanso, la pasividad.

  • Ira: Rojo.

Muy acertado. Estaba continuamente cabreado, alterado, furioso. ¿Lo recuerdas?

El color rojo nos puede provocar agresividad, impacto o cambio radical.

  • Miedo: Morado.

Desde mi percepción sensorial, es el color que menos me evoca al miedo.

Yo hubiese relacionado a este personaje con el color negro.

El morado me transmite fantasía o quizá misterio o lujuria, pero creo que miedo no sería una de las emociones que me transmitiría.

¿Te has parado a pensar cómo relacionarías tus emociones con los colores? Clic para tuitear

EMOCIONES Y COLORES

El color tiene una capacidad de expresión muy fuerte y provoca un significado a la persona que lo percibe.

Este significado se convierte en una emoción personal y puede ser una reacción positiva o negativa, dependiendo del caso.

Podemos hablar de la simbología del color porque los valores que le asociamos están muy relacionados con la cultura en la que vivimos, pero percibirás el significado en tí mismo en la percepción o psicología del color.

¿Qué color se relaciona con qué emoción?

Es la gran pregunta que sólo tú puedes resolver porque cada persona percibe su propia realidad, pero todos estamos en el mismo mundo.

Voy a hacer un pequeño análisis para que puedas relacionar cada uno de los colores con el tipo de emoción que afecta a la gran mayoría de personas en nuestra cultura. Son algunos ejemplos de la psicología del color y su influencia en nosotros.

ROJO

rojoEste color está muy ligado a las personas extrovertidas, líderes, de fuerte carácter e impulsivas. Personas reactivas que suelen evitar la intensa reflexión y prefieren actuar ante sus estímulos.

El rojo incita también a connotaciones adversas como la agresividad (por el hecho de ser el color de la sangre) o el poder, pero también estímulos positivos como la pasión, la energía o el amor en su estado más pasional e impetuoso.

AMARILLO

amarilloEl color favorito de Ana y el mío también.

Inconscientemente es el color de la luz asociado con el Sol que nos proporciona satisfacción, optimismo o motivación en su relación positiva con las emociones.

El efecto negativo es la mala suerte (creencia y superstición en nuestra sociedad), el egocentrismo o la traición.

Las personas alegres están muy vinculadas a este color. Es un color que llama la atención y no pasa desapercibido; es instantáneo, radiante y alegre. Este dato es relevante para definir a las personas que generalmente perciben el amarillo como estimulación positiva.

azulAZUL

El azul inspira recogimiento, seguridad y tranquilidad. Es el color del agua y del cielo, y nos produce control. Es el color que le gusta a todo el mundo, a pocos nos produce un estímulo negativo en su tonalidad más pura.

Sí es cierto que algunos de los estímulos adversos pueden ser la melancolía o la tristeza que nos provoca este color.

Las personas que suelen acudir al azul son personas generalmente estables, tranquilas y pacíficas. Individuos que evitan los conflictos, serios y proactivos, pero que también disfrutan especialmente con la soledad.

verdeVERDE

El color de la naturaleza, de la esperanza.

Si este color lo percibes de forma negativa, es posible que sea por su simbolismo con la envidia, los celos o la avaricia.

Pero también se relaciona con el equilibrio, la fecundidad y todo lo que nace, por la naturaleza.

La persona que da prioridad a este color es práctica, con una mentalidad abierta y con un espíritu renovador. Personas generalmente prácticas, sensatas y coherentes.

naranjaNARANJA

Estimula la actividad, la energía, el optimismo y la diversión.

Mayoritariamente este color nos provoca una sensación de mayor frescura respecto a los demás, y la consecuencia es que nos estimula la actividad mental por su efecto vigorizante.

Puede también sugerirte engaño o desconfianza en su percepción más negativa por ser uno de los colores más relacionados con la acción o la efusividad.

Si el naranja te estimula positivamente, es posible que seas una persona activa, vital, extrovertida y sobre todo, innovadora.

blancoBLANCO

Seguro que éste lo sabes bien: es el color de la perfección y la pureza.

La paloma de la paz blanca, un símbolo que acarrea muchas reflexiones positivas en nuestra cultura occidental por la religión católica. O el vestido de las novias en las bodas, que simboliza la pureza de la novia.

El blanco es también un símbolo de la salud y la limpieza, de la inocencia, de la máxima luz, de la bondad y la positividad.

Los que se decantan por este color tienen tendencia a ser personas sencillas, muy pacíficas y sinceras. También solitarias, cerradas en sus ideas por su propio perfeccionismo e ideales posiblemente inalcanzables.

negroNEGRO

La oscuridad, el negro es la ausencia de luz.

En contraposición con el blanco, es el color de la negatividad, de los sentimientos sombríos como la soledad, el vacío, la personalidad fría, cerrada e introvertida.

Representa el límite absoluto donde la vida cesa, se extingue. El simbolismo de la nada.

Si escoges el negro, es muy posible que te caracterices por ser una persona seria, negativa, racional y solitaria. Sugiere la profundidad de uno mismo y sus deseos ocultos y misteriosos.

 

Take Away Psicologia del color y cómo cambiar tu estado de ánimoTécnica Take-Away:

Cambia tu estado de ánimo con colores

¿Has podido detectar el color que te estimula la alegría, la tristeza o la ira?

Te propongo un ejercicio práctico con el que Ana y yo vamos a ayudarte a dominar ese estado de ánimo que te sugiere un color concreto usando la psicología de los colores.

Con esta técnica take-away vas a poder relacionar y cambiar tu estado de ánimo con los distintos colores.

Es la experiencia la que influye notoriamente en tu personalidad y el color que prefieras en un momento determinado está muy relacionado con el estado de ánimo que tienes.

Quiero que ahora no pienses en el color de tu coche, de tu ropa o de las paredes de tu casa. Utiliza este ejercicio de forma automática sin reflexionar demasiado en el por qué.

Vamos allá.

 

1.Detecta el estado de ánimo que tienes en este momento.

Puede ser que estés triste, con melancolía, o sientas estrés y ansiedad. Sea lo que sea que estés sintiendo en este momento, detéctalo y si quieres puedes ponerle el color que te suscita. ¿Cuál es? Pues vamos a buscar ahora uno distinto para generarnos una emoción distinta.

2. De todos los colores que existen, ¿cuál es el que relacionas con la emoción que quieres suscitar?

Si ya sabes qué emoción quieres provocarte, busca el color que crees tú que más combina con esa emoción. Puedes usar los ejemplos que ha traído Elena aquí o bien decidir por ti mismo qué color te genera la emoción que buscas. ¡Es tu emoción y tu color!

3. Cierra los ojos e imagina ese color o bien rodéate de él.

Si necesitas el morado y tienes una habitación pintada de ese color, ve a ella; si estás buscando el color rojo y tienes un vestido, póntelo; y si por lo que sea necesitas un color que no tuvieras cerca, puedes buscarlo en el móvil o bien cerrar los ojos e imaginarlo. La imaginación no conoce límites.

4. Respira, concédete un par de minutos.

Date tiempo para rodearte de ese color y vivirlo. Nota cómo entra en ti, cómo te cambia tu humor, cómo te afecta psicológicamente ese color. ¡Eso es lo que buscamos!

Cambia tu estado de ánimo usando los colores Clic para tuitear

Aprender a utilizar los efectos psicológicos de los colores en nuestro alrededor te va a ayudar a tomar conciencia de las emociones más inmediatas en tí mismo. Para así dominarlas y beneficiarte de los resultados.

Y tú, ¿has pensado alguna vez de qué color ves la alegría? ¿De qué color habrías relacionado la emoción Sorpresa en la película Inside Out?

 

foto-cajaautor-epaltunaMás sobre la Autora

 Elena Pancorbo Altuna

Ayudo a profesionales de la salud física y mental a aumentar su visibilidad online con un diseño estratégico eficaz.
TRAINING GRATUITO: EMPIEZA A DOMINAR TUS EMOCIONES
x